massobreloslunes: Escritores somos todos

sábado, 25 de junio de 2005

Escritores somos todos

Como es sábado y me aburro porque no pienso estudiar y no he quedado hasta las ocho, y ni siquiera voy a dormir siesta porque ya he dormido antes de comer* (esto es vida), llevo un rato dando vueltas por blogs desconocidos. He enlazado varios desde otros que ya leo y he confirmado lo que ya sabía: por esta red hay quien, sin cobrar un duro, publica auténticas maravillas. Luego aparecen todos los escritores, editores y columnistas, con sus gafas y sus americanas sin corbata, diciendo que en España no se lee, que el negocio editorial va muy mal y blablabla. Los que escriben añaden, además, algo sobre la dura y azarosa vida del artista, los sinsabores del fracaso o del éxito y el reto de la hoja en blanco.
Bien, pues déjenme que les diga algo: por Internet hay cientos de blog en los que la gente escribe constantemente y escribe de puta madre. Gratis. Y miles de personas que leen durante todo el día textos graciosos, dramáticos, de ficción, sobre viajes, poesía… Así que no me jodan con que la literatura ha muerto, o con que lo audiovisual reemplazará dentro de poco a lo escrito. Las palabras están vivitas y coleando, y están entre nosotros. He leído muchos post bastante mejores que las columnas que publican algunos autores conocidos en los semanarios (Maruja Torres y su “mmm hablaré de Beirut, esa ciudad mágica, desde mi sapiencia y mi encanto de mujer madura”; Javier Marías y su “puaj, qué mierda de sociedad, voy a segregar bilis hasta que el lector se de cuenta de que Todos están equivocados menos yo”; Juan Manuel de Prada y su “no puedo escribir sin utilizar todas las palabras del diccionario y hacer alguna mención a la importancia del latín**, a la pérdida de las buenas maneras – esto lo copió de Marías – o lo bien que escribe algún autor que YO conozco y mis incultos lectores no”; no sigo porque es demasiado texto para meterlo dentro de un paréntesis). Disculpo a los columnistas porque imagino que no es fácil parir una criatura medio en condiciones a la semana; sin embargo, esto no quita que a veces hablen de chorradas prescindibles, adornándolas un poco con toquecitos de ingenio y supuesta perspicacia. Como diría Fuckowsky: este tío se está haciendo una paja mental y no quiero que se me corra encima.
Si yo dirigiera un semanario (algo que, afortunadamente, nunca haré, que para eso me quité de periodismo), convocaría cada semana un mini-concurso de artículos de opinión. Sería un coñazo leerlos todos, pero así tendrían trabajo dos o tres becarios de la carrera anteriormente mencionada. En cada número publicaría uno, y seguro que encontraría mucha más intimidad, sensibilidad, hondura y acierto en los textos de esos lectores que en los cansados, repetitivos e intrascendentes de los autores conocidos. (Como colofón a este tema, diré que las cartas que escriben los lectores al semanario son a veces más sinceras e interesantes que algún que otro artículo; os recomiendo que las leáis).
En fin; que yo sólo quería decir hoy que se escribe y lee mucho más de lo que la gente piensa, y he acabado criticando a los articulistas en un rapto de lo que podría interpretarse como envidia cochina. Qué se le va a hacer; no era mi intención. Espero que se entienda el mensaje.

* He dormido antes de comer porque me he tenido que levantar temprano para hacer el examen que mi magnífica facultad había programado para mí a las ocho y media de la mañana (mmm). Apunto esto para demostrar que NO soy una vaga :D
** Cuidadito: yo ADORO el latín. Es la asignatura más magnífica que he tenido jamás. Pero no soporto que el tío ese (JMDP) lo esgrima como si él lo hubiera inventado y como si no se pudiera ser feliz y/o culto en esta vida sin saber latín. Los que lo apreciamos sabemos de qué vale y nos basta con eso, y no necesitamos que la sociedad en masa nos lo confirme. De hecho, creo que si el latín se convirtiera en un fenómeno en plan Ingeniería Informática o LADE*** perdería mucho encanto.
*** Con todo mi respeto hacia los estudiantes de las anteriores carreras; no así hacia los periodistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario