massobreloslunes: MI segundo objeto favorito en el mundo mundial

jueves, 20 de enero de 2011

MI segundo objeto favorito en el mundo mundial

Me han traído mi moto de Málaga para poder ir y venir por la ciudad del viento cuando me deje el levante. Ayer llegó por Seur, envuelta en plástico de burbujas, con el portaequipajes roto porque los de la furgoneta son unos brutos. Y me dio penita verla ahí, en mi calle, tan viejecilla ya, con la pegatina de la bruja que pegué hace ocho años llena de polvo y despintada.

Me dio penita porque si la moto está aquí, no está en Málaga. Y Málaga sin moto es el fin de una era. Del por saco que di para que me la compraran, de cómo me convertí en la chica con moto antes de empezar a ser la chica sin coche que soy ahora (curioso cómo cambia en un momento la posición en el escalafón socio-motorizado).

En mi moto iba yo por el amanecer del paseo marítimo para ir al colegio, y por las calles oscuras cuando volvía de fiesta. Cantaba a gritos mientras conducía y bajaba el volumen en los semáforos. Aguantaba la lluvia para no tener que coger el autobús y parpadeaba con fuerza para que las gotas no se me metieran en los ojos.

En mi moto llevaba a Funes a su casa cuando le amaba y él pasaba de mí, y me ponía de los nervios notando su cuerpo de metro noventa y pico pegado a mi espaldita de persona pequeña. A la moto me subía para darle besos cuando conseguí conquistarle tras duros meses a pico y pala, y en la moto me iba llorando cuando se nos acababan las vacaciones juntos.

Además, aunque la moto no ha muerto, que si la bujía le hace perlilla, pues se le cambia y punto, sé que la pobre seguramente ha venido a morir a Cádiz. Y cuando se me estruja el corazón de verla aparcada en mi calle, extranjera la pobre en este universo paralelo y curioso que es la Viña, lo que pienso es que soy gilipollas. Que soy una pobre idiota hipersensible que va por la vida sintiendo congoja por cosas que a los demás no les importan.

Hale, ya se me ha puesto tonta la noche del jueves...

6 comentarios:

  1. ...Siempre al pie del cañón...

    ResponderEliminar
  2. Ha venido a morir aquí??????????' XDDDDD, qué dramática eres! Pero es verdad que algunos objetos simbolizan épocas y fines de eras... y dan nostalgia.

    ResponderEliminar
  3. Funes: tú siempre ahí, al pie del cañón. Y eso me gusta. Me gusta mucho.

    Anónimo: el primero es mi portátil.

    Speedygirl: dramaqueen forever. De todas maneras, ya al final del post admito que quizá, pero sólo quizá, soy un poquito exagerada.

    ResponderEliminar
  4. La echaremos de menos en Málaga...

    ResponderEliminar
  5. Sobre todo tú, golfa :p

    Besotes de cotía.

    ResponderEliminar