massobreloslunes: Algunas cosas que me han pasado esta semana, no necesariamente interesantes o importantes

sábado, 5 de febrero de 2011

Algunas cosas que me han pasado esta semana, no necesariamente interesantes o importantes

He ido en moto al trabajo todos los días. Me he pintado los ojos también todos los días.

Comer chocolate me pone nerviosa, y estar nerviosa me da ganas de chocolate. Es como el bucle del miope, solo que encima engorda.

He ido a nadar, y nadar me gusta porque respiro y porque floto. Y porque puedo mirar a los tíos semidesnudos mientras hago estiramientos.

El Acné del Averno no ha desaparecido por completo, pero se ha estabilizado en un nivel que puedo manejar.

He escrito varios post, pero no he colgado ninguno porque eran un tostón.

He empezado a apuntar mis sueños, con el fin de hacer un inventario y descubrir en qué medida estoy perturbada.

He soñado con mi amigo A. el que no me habla dos veces, con bebés y niños varios dos veces, con meditar una vez y con hombres que me gustan y me ignoran dos veces. También he soñado con un happening de gente con túnicas de colores que cantaban "Oh Maria".

Una paciente ha estado a punto de hacerme perder los nervios de verdad. Pero de verdad de verdad. Ha llegado un momento en que he pensado "Pues si se suicida, que se suicide".

He visitado neonatología del hospital y he sentido mucha grimita al ver a los prematuros. No son monos. Son siniestros.

Me he comprado unos zapatos. Me he pasado definitivamente al tacón.

Mi casa tiene el aspecto de haberse vomitado encima.

El traumatólogo me ha dicho que mi rodilla no está MAL, pero tampoco está BIEN. Que quizá debería aceptar que no podré correr nunca y dedicarme a ver Barrio Sésamo.

El calentador de mi casa se estropeó, recé y se arregló solo (verídico).

Estoy haciendo un cursillo acelerado en Carnavales, y ya sé la diferencia entre una comparsa, una chirigota, un cuarteto y un coro.

Me he comprado el libro del Señor K. por Internet.

He tocado la guitarra en el baño para probar la acústica.

Se me ha cagado una paloma en el bolso.

He escuchado el cuarto movimiento de La Ley Innata por lo menos diez veces.

Se me caen los ojos de sueño.

Estoy cansada.

Pero contenta.

3 comentarios:

  1. Te has pintado el ojo todos los días y te has pasado al tacón... estás contenta, está claro. XDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. EL OJO PINTAO Y EL TACÓN AFILAO SON, SIN DUDA, SINTOMA DE EUFORIA.
    LO DEMÁS PASARÁ!!!

    ResponderEliminar
  3. "Mi casa tiene el aspecto de haberse vomitado encima" jajaja.

    El cuarto movimiento es el mejor!!! La 5 del disco!!

    Muak!

    ResponderEliminar