massobreloslunes: 54. El otoño ya llegó

jueves, 22 de septiembre de 2011

54. El otoño ya llegó

Se ha terminado el verano. Curiosamente, ya he pasado en Cádiz la mitad de mis veranos como PIR. Se han ido dos y me quedan dos. Por una parte me da penita que se termine este verano, porque ha sido lindo. Mucha escalada, mucha playita, poco trabajo y hasta una dosis inesperada de amor y sucedáneos. Por otra, me apetece descansar un poco de toda esta emoción triposa que me ha invadido de un tiempo a esta parte y que empiecen el otoño y la rutina tranquila del curso.

Ahora que trabajo me cuesta cogerle el ritmo a las estaciones. Los años de residencia empiezan a contar a partir de mayo, que es una fecha rarísima. A veces no me acuerdo bien de la época del año en la que estoy y me tengo que plantear por unos segundos si el verano ya ha llegado o cómo de cerca queda la navidad. Es verdad que a medida que te haces mayor los años pasan cada vez más rápido, pero ni me importa ya. Qué más da la edad, qué más dan las marcas que le hace uno al calendario. Si estás en el presente no importa mucho la cantidad de tiempo que tengas detrás o delante.

Tengo propósitos de otoño. El primero es que este año voy a participar en el Nanowrimo. Resumo en una frase y el resto lo miráis en el enlace, ¿vale?: se trata de escribir una novela de 50000 palabras a lo largo de noviembre. Creo que alguna lectora por aquí es nanowrimera (¿Aldery? ¿Coseta?), así que agradecería consejos y sugerencias durante el mes y pico que me queda. La idea me tiene entre divertida y acojonada, porque o no soy capaz de terminar o lo hago y me vuelvo loca, dejo el PIR y me dedico a escribir tirada debajo de un puente, lo que veo inviable porque yo escribo a ordenador y a ver dónde enchufo yo el Mac si me hago transeúnte.

Más proyectos. Seguir escalando. Este verano ha sido mágico en ese sentido. Era como si el universo estuviera a favor de que yo trepara, verídico. La gente que conocía escalaba, todo cuadraba para poder escalar y hasta mi sucedáneo de amor trepaba estupendamente. No sé si la racha de viento trepador seguirá flotando a mi favor, pero tengo claro que quiero comprometerme con este deporte y ver hasta dónde me lleva. Eso mola, porque cuando me haya hecho una chiflada del escalar y vaya por ahí con mi furgo, podré escribir otra entrega de "Por eso me quedé soltera" que se titulará "Pues me quedé soltera porque no hay tíos que escalen, mediten, lean, sean guapos, listos, alegres, dulces, crean en el amor y la tengan grande". Será un gran post.

Otro proyecto... ¿la artesanía? Quizá vuelva a pintar camisetas o a fabricar bisutería con Fimo. Una amiga pone un puesto en el rastro de Vejer una vez al mes y yo ahora tengo mucho tiempo libre. ¿Psicóloga de día, escaladora los findes, perriflauta una vez al mes? ¿Psicoescaliflauta? ¿Escapsicoperra?

Ey, y no olvidemos la Iluminación. Es mortalmente necesario que medite más a menudo. Me encuentro bastante bien, gracias a que el deporte me mantiene tranquila, escribir me mantiene cuerda y la luz de Cádiz me tiene el eje hipotalámo-hipofisiario más feliz que una perdiz. Peeero es verdad que no hay nada como la paz que te da meditar a diario. Entonces es como que todo te da igual, porque tú tienes paz interior y lo demás te la pela. Todo te fascina, la gente te cae bien, te da lo mismo ir que venir y puedes ver el devenir de las cosas en una perspectiva kármica. Es genial, en serio; es una pena que dé tanta pereza sentarse. Pero en estas últimas semanas estoy retomándolo muy poco a poco, y creo que ahora que se va el calor voy a empezar a coger otra vez el ritmo.

Me gustan todos mis proyectos y me gusta el otoño en Cádiz. Baja el calor, se van los turistas, la gente se relaja, cambian la hora y el centro se pone precioso, con las luces de los comercios todavía encendidas cuando se hace de noche. Me apetece comer castañas, ponerme chaquetas y botas, dormir debajo del nórdico y cocinar sopa. Quien inventara lo de las estaciones mola, porque no te aburres.

Y después de esta chorrada de post, que lo he escrito sin ninguna convicción y con unas ganas de irme a dormir que me muero, os deseo buenas noches, un feliz otoño y un bonito viernes.

8 comentarios:

  1. El nanowrimo???????? Pero eso suena a una animalada! Chulísimo, pero una animalada, no?

    ResponderEliminar
  2. ¡Yo soy una animala, Speedy! ¿Te animas tú también, o qué? ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tus buenos propósitos y me animas a marcarme yo unos cuantos.

    * Cambiando de tema y acudiendo a los triviales que hacen que nos tilden de "mujeres!", pero tan sumamente terapeúticos, decirte que me he pintado las uñas de los pies en varios tonos y quedan genial. Con toda la gama que tienes tú, imagínate las múltiples combinaciones.

    Besos y FELIZ FINDE!!!

    ResponderEliminar
  4. ¿Pero en plan cada una de un color o mezclando tonos en la misma uña? ¡¡Quiero saber!!

    ResponderEliminar
  5. Consejo principal de todos para el NaNo: piensa en cantidad, no en calidad. Ya tendrás diciembre para editar la novela.

    El nanowrimo no es para obtener un resultado publicable (aunque nunca se sabe!!) y no se suele aprovechar el 100% de lo que escribes en un mes, pero te obliga a sentarte y echar todo lo que se te ocurra, lo que está superbien!

    Yo lo he ganado tres veces y la verdad es que es un subidón xDDDD Algún año de estos debería ponerme otra vez, pero como me paso 8 horas al día escribiendo... :(

    ResponderEliminar
  6. ¡¡AH!! Importantísimo organizarte bien la novela: yo me hice un planning con todos los capítulos, el argumento de cada uno de ellos a grandes rasgos y el número de palabras que debía contener más o menos cada uno de ellos... y funciona!!

    Así que para el mes y medio que te queda te sugiero que te documentes mucho mucho y que ates todos los cabos que hay que atar!! Si te echas a escribir sin un argumento concreto, te acabarás rallando...

    Y ya dejo de darte la vara, en el messenger me tienes para cualquier cosa XD

    ResponderEliminar
  7. ¡Hipotalámo-hipofisario! Ni siquiera sé qué es, pero me hace feliz leerlo en un post.

    ¿Vas a combinar el Nanowrimo con eso de escribir aquí una vez al día?

    ResponderEliminar
  8. Perdona Marina que no te haya contestado antes. Detecto premura e impaciencia en tu pregunta (ejem, ejem)...
    Cada una de un color diferente, pero usando salteados tres o cuatro colores, combinándolos entre sí.

    Ya me diras. Te aseguro que no deja indiferente: o encanta o no te dicen nada, con lo que puedes deducir que están un poco alucinados.

    ResponderEliminar