massobreloslunes: Lo que de verdad quiero escribir

miércoles, 12 de octubre de 2011

Lo que de verdad quiero escribir

Llevo una hora intentando escribir. Lo juro. Pero estoy muy cansada. Muy, muy cansada. Iba a escribir cuatro frases para disculparme, pero de alguna forma siento como si eso fuera darme por vencida y me deprime. Así que utilizaré la técnica de "lo que de verdad quiero escribir". Consiste en empezar con esa frase y darle un poco a la escritura automática, sin pensar demasiado. Quizá el resultado sea confuso, así que os pido disculpas de antemano.

Lo que de verdad quiero escribir es que DDM es rubio y me encanta. Que hoy pensaba: "me gusta tu fenotipo", mientras le veía escalar sin camiseta y me fijaba en su piel pálida y un poco pecosa, su pelo claro y cortito y sus ojos azules o verdes, no lo tengo claro, mirando atentamente la roca. Me recuerda a algún actor/cantante americano, pero quizá no sea a ninguno en concreto, sino al concepto de actor/cantante americano. Cuando sonríe me destruye. Al mismo tiempo, no creo que vaya a salir nada de esto, no sé por qué. Lo intuyo, punto.

Lo que de verdad quiero escribir es que hoy iba pensando que escalar tiene todo lo que tiene la vida en dosis pequeñas. Tiene miedo, superación, autoconocimiento. Amigos, campo, planes, emoción. Adrenalina, refuerzos positivos, castigos inmediatos. A lo mejor por eso hay quien vive para escalar: porque, realmente, cuando te metes en el asunto no parece que te haga falta mucho más. Pero tranquilidad, que no pienso dedicarme sólo a escalar y escalar como si no hubiera un mañana. Que todavía me gusta la vida cuando no incluye cuerdas.

Lo que de verdad quiero escribir es que me gustaría muy mucho que las cosas con J. hubieran salido bien. Con J. o con alguien. Me gustaría no tener que recorrer el camino hacia volver a conocer tanto a alguien y que ese alguien me conociera a mí y supiera de mi vulnerabilidad. los comienzos me asustan, me inquieta volver a ponerme en esa cuerda floja en la que cada cosa que dices o haces te puede inclinar hacia el vacío.

Lo que de verdad quiero escribir es que ser tierno no es más que reconocer que el otro, como tú, está roto y es frágil, y que eso no es una debilidad ni una vergüenza: es bonito. Por eso no podría convivir con la falta de ternura: porque necesito que alguien entienda a esa parte de mí que está rota.

Lo que de verdad quiero escribir es que la vida me supera, me arrolla, me pasa por encima como un tsunami gigante, y si tan sólo pudiera pararla un rato, ponerla en pause para reflexionar un poco, para que se asiente todo lo que vivo y siento antes de que nuevas vivencias y experiencias tomen el sitio de las anteriores a toda velocidad... O al menos pasar rápidamente al final de la película y ver que todo sale bien, para después volver al principio y ser espectadora de mi propia vida, tranquilamente, sin aprensión, comiendo palomitas en la cómoda butaca de mi mente.

5 comentarios:

  1. Pues la escritura automática se te da de perlas.
    La última parte del último párrafo especialmente me ha encantado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me apunto a lo de darle a un botón y ver el final de la película. Dónde hay que votar para que incluyan esa función en la vida? ;P

    ResponderEliminar
  3. ¡Claro qué sí! Me parece muy bien, escribir lo que de verdad se quiere escribir, de lo contrario, ¿para que coño tener un blog?

    Respondiendo a tu post anterior, me parece buena cosa, siempre y cuando a ti te llene y no te quite el sueño, que, si no, no lo harías.

    Un abrazo, Marina.

    ResponderEliminar
  4. Estimada Marina:

    Escribes muy bien, incluso en automático :-)
    Llegué a ti casualmente leyendo blogs interesantes y me llegó mucho al leerte en los posts del acné y la piel. Bueno, este mi comentario va más en respuesta al anterior, por favor sí, sería tan bueno que escribas algo específico sobre psicología y ayuda emocional. Tengo una hijita de 15 años que hace 3 tiene una enfermedad rarísima en la piel: pitiriasis liquenoide crónica, sobre la cual los médicos no saben nada o casi nada, no hay un tratamiento y todas son pruebas y más pruebas. Gracias a Dios es benigna, es decir, no va a derivar en algo más grave pero eso es un decir porque en sí, tener esas manchas blancas en todo el cuerpo menos la carita es de por si algo grave para la persona que las padece. Y eso es lo que tan bien lo entiendes tu con tu acné que parece que nunca se va y los dermatólogos y en general la mayoría de los médicos dicen "es solo estético". Pero ... se imaginarán ellos lo que a una niña de 12 años, ahora de 15, eso le significa? Mucho sufrimiento, inseguridad, bronca y dolor. Y para una madre? que quisiera que eso le hubiera pasado a ella, no a una preciosa hija que apenas está empezando a vivir y que sufre tanto o más que ella. Es muy duro la verdad y hay momentos en que parece que me voy a volver loca, sin embargo, también agradezco que no sea algo peor. Bueno, en concreto lo que queria pedirte era que si pudieras empezar con alguna ayuda para los padres con hijos enfermos, un apoyo emocional o algo que tu veas conveniente, te lo agradecería mucho. Por como escribes, creo que realmente podrías ayudar a las personas que sufrimos esos golpes de la vida de ese tipo.

    Gracias, no cambies y un beso.

    Tatiana

    (Ya verás que en cualquier momento aparecerá el indicado y todo será tan fácil que en ningún momento pensarás que es un esfuerzo empezar de nuevo)

    ResponderEliminar
  5. Para mí, empezar es una fase llena de ilusión, de entusiasmo, en la que tus pies no tocan el suelo y esa mezcla de ingravidez y de vértigo no la cambiaría por ninguna de las fases sucesivas.

    Un abrazo, Marina.

    ResponderEliminar