massobreloslunes: Escribir/ escribir bien/ escribir mucho

miércoles, 8 de febrero de 2012

Escribir/ escribir bien/ escribir mucho

Dice M. que no le está gustando El Gozo de Escribir, y entonces es cuando pienso que nuestro ciberidilio está condenado al fracaso, porque durante años EGDE ha sido como mi biblia. De hecho, tengo los otros dos libros que la autora ha publicado en español y me los releo con cierta frecuencia. Para quien no lo conozca, EGDE es un libro que habla de la escritura como práctica: de eliminar al censor interno, buscar la voz de uno, etc, etc, etc.


Yo empecé a escribir de forma medio intuitiva, porque leía mucho y me parecía un paso lógico. De pequeña era buena, pero me fallaba la imaginación, igual que ahora: no tenía talento ni paciencia para buscarles un final digno a los cuentos que me inventaba. Les daba vueltas y vueltas y no llegaba a ninguna parte. Una parte de mí pensaba que entre querer ser escritora y ser adulta había un abismo insalvable: mis sueños se quedarían al otro lado de la barrera, como les había pasado a todos los adultos que conocía, y yo tendría que vivir para siempre con su cadáver.



Así que cuando Aran me recomendó El Gozo de Escribir, digamos que salvó mi carrera literaria. En un mes había escrito cien hojas a word que no sé si eran buenas o malas, pero eran. Y creo de verdad que si estoy aquí casi doce años después, a post por día y con la forma de las teclas del ordenador marcada en la punta de los dedos, es por ese libro. No sé. A lo mejor habría llegado a la misma conclusión por otras vías. A lo mejor con el nacimiento de los blogs y esta creencia colectiva actual de pensar que nuestra vida es interesante pase lo que pase, habría sido capaz de ignorar mis limitaciones y escribir. No lo sé. Sé que en ese momento seguí escribiendo gracias a ese libro.



Hay momentos para todo, digo yo. Y la receta para escribir bien, de hecho, se parece bastante a la que apunta M. en su entrada. Leer mucho. Escribir mucho. Escribir para otros. Intentar hacer algo diferente o que, por lo menos, para ti sea diferente. No hace falta leer autoayuda para escritores, eso es obvio,



Sí opino que hay una parte que no es que sea innata, pero sí que se forja muy temprano. Yo creo que redacto bien porque he leído mucho, mucho, mucho, y sobre todo porque leía mucho cuando era pequeña. Tengo la música de las frases grabada en el cerebro. También creo que lo más importante es la sensibilidad, y que uno no puede escribir lo que no es capaz de percibir. Si no estás atento a los detalles, si no dejas que la vida te traspase, no podrás hablar de ellos y no serás un buen escritor. Y que la vida te traspase a veces duele, así que hay que pagar ese precio.



Leer es fundamental, aunque como a mí te cueste pagar el peaje de los clásicos. Quizá escribiría más sesudo si leyera cosas más sesudas. Procuro leer lo que me gusta porque mi objetivo es escribir el tipo de libro que querría leer. Hay una pregunta que circula entre los escritores del mundo: si tuvieras que renunciar a escribir o a leer, ¿qué elegirías? Y aunque yo creo que si no escribo a lo mejor reviento, creo que lo preferiría a dejar de leer. Aunque solo sea porque uno puede leer sin escribir y volverse loco, pero creo que sólo escribir, escuchar todo el rato el sonido de tu propia voz, es una locura mucho peor.



La cosa es que para escribir bien yo no sé muy bien qué hace falta. Yo creo que escribo bien. Otra cosa es si podría hacerlo mejor o dedicarme a sacar adelante algo con más entidad que estos post, pero en general estoy contenta con lo que hago. Lo sé porque a veces me paso un montón de rato leyendo mi propio blog y oye, me gusta, aunque solo sea porque es como mirar mi album de fotos personal. Y bueno, igual pasa como con las fotos, que no son tan interesantes para los que no han estado allí. Pero yo estoy contenta con las mías.



Supongo que escribir bien es como todo. Mucha autocrítica, mucha más de lo que pueden hacer pensar estas parrafadas autocomplacientes. Mucho pulir, mucho borrar, mucho escribir párrafos enteros a las doce de la noche y concluir que son una puta mierda y empezar de cero. Y tener algo de talento, claro; y, como dice M., si no lo tienes pues te jodes, qué le vamos a hacer.



Creo que en algún punto tendré que utilizar este hábito que estoy adquiriendo ahora para trabajar en algo con más seriedad. A ratos me parece que este ritmo me aturde y que no me da tiempo a publicar cosas de verdadera calidad. Pero estoy un poco enganchada, supongo: me gusta publicar todos los días y que me leáis, me gusta ser parte de vuestra rutina y leer vuestros comentarios en la Blackberry en cuanto me despierto por las mañanas. Y el tiempo no me da para mucho más. Quiero seguir con Psicosupervivencia y también quiero trabajar, dormir y demás.



Podría hacerlo mejor, claro. Pero a veces pienso que para eso necesitaría sumergirme en la escritura totalmente. No trabajar y disponer de mucho más tiempo, de más espacio: poder experimentar, recortar, corregir y elucubrar mucho más de lo que lo hago. Pero bueno. En la escalada se dice que lo que no te llevas para la saca te lo llevas para los bíceps, es decir: que si no encadenas una vía al menos te estás poniendo fuerte. Mi blog es mi roco. Las vías están ahí, listas para ser escaladas. Y yo estoy aquí, lista para acometerlas en cuanto tenga fuerza, me vea con ganas y el tiempo acompañe.



PD: Estoy particularmente orgullosa de mi último post en Psicosupervivencia. Por si le queréis echar un ojo.

13 comentarios:

  1. Pues va a tener razón una amiga tuya a la que leí su comentario, la primera vez que te leí a ti. Empiezas a ser adictiva ¿tú mira la que estás armando? tú como una posesa venga a escribir post a destajo y aquí todos con el mono hasta que los sacas... babeando, con sudoración y pálpitos hasta que llegan.

    ¿Sabes qué te digo? que diga lo que diga M, por la salud mental de todos no mejores tu escritura... a este ritmo, en nada nos tienes a todos tirados por el suelo de tu consulta dándonos terapia intensiva para volvernos en sí:-)

    Muaaaakss


    PD
    Salgo un rato a la calle a congelarme un minuto y tomar aire ;-)

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente no quiero conocerla en persona, me enamoran sus palabras, y además mi ego se ve totalmente respaldado con sus menciones, aunque por lo que se ve no quiere dejarme comentarios en mi blog, cosa que me es indiferente –toque chulesco madrileño-, creo que cualquier contacto físico será contraproducente. Para los dos….xD
    En cualquier caso, no se lo repetiré, debe de ser usted la propietaria del blog en el que más comentarios he dejado en el año que llevo en ese mundo virtual. Si ha leído mi blog no voy a ser redundante. Escriba hasta que le sangren los dedos, simplemente, ojala tuviera su pasión por la escritura y la vida.
    Pero el gozo de escribir es basura, en su presente es un lectura inútil. Aunque desconozco los mecanismos de la meditación. Es un mundo ajeno a mí.
    La amo virtualmente. Qué bonito.

    ResponderEliminar
  3. María: ¡eso sería genial! Escribir y encima hacer clientes ;)

    Señor M.: mi secuencia matutina de hoy ha sido, como siempre, escuchar el despertador, abrir inmediatamente los ojos y decir, por este orden, "buenos días, mundo" y "qué frío, cojones". Luego he leído su comentario, que me llega por mail al móvil, y he empezado a descojonarme. Y un día que comienza riéndome tirada en la cama a las seis y media de la mañana, cuando todavía es de noche en este mundo hostil, lo tiene complicado para mejorar. Así que gracias.

    Qué bonito todo, ¿no?

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí: un blog es como tu roco, para mi es como el gimnasio, donde ejercitamos el estilo y encontramos nuevas palabras para nuestro saco de palabras.

    En estos tiempos de cultura amateur (o mejor dicho, no pagada) la cosa funciona así: escribimos por emanación, porque nos supera, como el agua que hierve y desborda la olla; que luego vendrá la lotería con un premio gordo en plan publicación o audiencia importantes....

    En mi caso, todo lo que dices sobre la escritura lo hago, lo comparto y lo aplico; tan sólo añadiría una cosa: escribo con una obligación autoimpuesta. En mi caso me obligo a escribir un post sobre tooooodas las películas que veo en cine (y algunas en DVD), aunque sean malas, aunque no tenga ganas. Eso fortalece la disciplina.

    En tu caso, pules el estilo y los temas con este blog que es como un diario, un vertedero emocional público que cumple un doble objetivo: mejorar el estilo y exorcizar fantasmas.

    Te dejo mi enlace a mi otro blog sobre tecnología y (ultimamente) temas muy parecidos a los tuyos:

    http://bajarsealbit.blogspot.com

    Sigamos así. Nos leemos!!!!

    ResponderEliminar
  5. si tuviese que elegir me qdaria con escuchar cantar. supongo q es un simil bastante apropiado. no podria vivir sin algunas musiquillas y tp, como dice mi profe, sin:cantantes, cantantinos y los que comen bocadillos, aunq sin estos ultimos si podria vivir, de hecho mi vida seria un poco mejor si no tuviera q escuchar a bisbal o a britney spears, pero como en to ay q aguantarse. un besillo

    ResponderEliminar
  6. cuanta auto-complacencia. Demasiada

    ResponderEliminar
  7. En un blog, el ego y la autocomplacencia es algo endémico, por eso provoca proselitismo y comentarios, es como quejarse de que un actor o alguien que vive de su físico es narcisista…xD Lo que me lleva a la parte interesante de mi comentario, ¿por qué los anónimos siempre estáis cortados por el mismo patrón, por qué siempre suelen venir comentarios algo negativos de gente sin nombre y sin blog? Curioso, sin duda :)

    Y perdón por contestar sin ser mi blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Perdón también por inmiscuirme sin tener vela en este asunto, pero no ROSTCHACH ( vaya nombrecito te has plantado ¿supongo que por el comic? :-) creo que sólo una minoría comenta en un blog por halagar el ego del bloguero, creo que salvo algún idiota nadie tiene un blog para darse autobombo y no creo que MARINA aquí haya pecado en absoluto de ególatra o autocomplaciente... supongo que ha escrito, lo que le ha salido y punto. Es para eso para lo que se tiene un blog ¿no?

    Habrá de todo, pero pienso que la gran mayoría de los comentarios son por tres motivos, porque conectas con lo que lees e intuyes que quien está detrás es alguien interesante( el mío) porque quieres corresponder a los que te comentan ( desgraciadamente el de muchos más) y por último, tu motivo, que supongo que no lo será en este caso. Y bueno... después están los que lo hacen simplemente para tocar las narices, el de los anónimos. Aunque hasta en esto hay excepciones, a mi por ejemplo, las cosas más bestialmente bonitas siempre me las sueltan anónimos:))

    Aun cuando no sé si he conseguido lo contrario, que podría ser, sólo pretendía ayudar...


    Si no ha sido así, lo siento y también perdón.

    ResponderEliminar
  9. Soy el anonimo o la anonima de antes. Teneis razon y pido disculpas.

    ResponderEliminar
  10. Llámame M. si lo prefieres, pero solo aquí…xD
    Cuando hablas de ti es por algo, y cuando te expones haciéndolo público también es por algo, sino todo el mundo se limitaría a escribir en su ordenador. Se hace por ego, porque a TODOS nos gusta que nos lean, y que, de vez en cuando, nos digan que han sentido empatía, están de acuerdo o simplemente que escribimos bien. No es nada malo, pero a las cosas hay que llamarlas por su nombre :)
    Por otro lado si algo te gusta ¿Por qué no halagar a la persona que lo escribe? Creo que cualquier comentario, y puedo poner mi blog como ejemplo, normalmente son halagos y buen rollo, son seguidores a fin de cuentas, gente que se interesa por ti y lo hace notar, incluso que quiere conocerte y se alegran cuando, en caso de blogs más personales, las cosas van bien.
    No sé exactamente a que te refieres con el “tercer motivo” para mí siempre es ese, si me gusta algo lo comento, Marina tiene post que puedes comentar en plan “vaya palabra has usado o me ha encantado tu metáfora” pero creo que todos caemos en lo de “guapa, que bien escribes” Me parece bien.
    Por eso me jode un poco la gente crítica pero desde una posición de anonimato, perdona, si quieres criticarme adelante, no hay censura, pero no digas que me expongo demasiado, o que escribo mierda si tú ni siquiera eres capaz de ponerte un nombre. Creo que se abusa mucho de esa libertad para usarla sin respeto. No digo que sea el caso de este anónimo, que parece que se desvincula de sus palabras. Pero se de muchos blogs, incluyendo el mío, que tienen que moderar comentarios, porque en muchos casos les insultan por la vía personal. O como a primaveritis que no se atreve a veces a contar todo lo que se le pasa por la mente.
    Te he soltado un rollo, pero es un tema interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Espero que esto no moleste a MARINA, pero sí, es interesante.

    A lo que tú llamas ego, yo le llamo comunicarse o quizá mejor expresarte. Si muestras lo que sea en público, das por descontado que habrá gente a la que no le va a gustar en absoluto, al menos yo lo tengo más que claro y no sólo lo que escribo, las imágenes o la música, que para mi, hacen un todo.

    Se que escribo mal, lo tengo asumido, no busco nada más que expresarme. Me hace gracia vuestra necesidad de mejorar, que admiro ¿eh? pero vaya, que yo escribo, tal cual hablo y me llega ;-)

    Yo, disfruto haciendo los post como quien hace una manualidad, porque no sé dibujar en la pantalla, si no también lo haría. En papel dibujo tanto, como escribo. No busco el aplauso de nadie, me gusta compartir lo que hago por si alguien disfruta tanto como yo al hacerlo, nada más que por eso.

    Uno pinta porque le gusta pintar y lo muestra porque quiere compartir lo que ha plasmado, no creo que sea por ego, en todo caso no sólo por eso.

    Todos somos vanidosos en el fondo, pues claro y si gusta mejor que si no, pero no creo que sea sólo por vanidad por lo que se hace esto. A veces buscas simplemente comprobar si hay más gente que comparte tu manera de sentir o ver las cosas. A mi el blog además me sirve para huir de un trabajo duro que me come mucho la cabeza, hablar con la gente mientras trabajo, me oxigena, es como mi patio de recreo.

    Ha habido veces que se han montado debates y eso también me encanta, ha habido comentarios críticos que me han gustado cien veces más por lo argumentado de su crítica y por el esfuerzo de explicar sus razones, que doscientos que digan que todo es estupendo o te peloteen a diestro y siniestro. Ha habido entradas de más de 200 comentarios que he cambiado por puro aburrimiento y como todos, he tenido anónimos que me han puesto verde, pero jamás he borrado ninguno, jamás he moderado, si te expones, asumes el riesgo y punto. A mi, aun así, me compensa.

    No, no creo que sea siempre y sólo el puro ego el trasfondo de un blog, en mi caso te aseguro que no... es comunicación lo que se establece entre un bloguero y quienes le leen, para lo bueno y lo malo.

    Lo siento yo también me enrollo mucho, aunque no sé si llegarás a leer esto. Da igual, lo lee MARINA:-)


    Buenas noches y un beso para los dos.

    ResponderEliminar
  12. Estoy subscrito a esta entrada, o sea que sí, leo las respuestas. A ver, una cosa es que no tengas pretensiones con el blog y por lo tanto no seas exigente, es un divertimento más, como otros muchos. De acuerdo. Tampoco es que yo tenga muchas pretensiones, cuando dices que nos preocupamos por mejorar, es más bien porque al implicarte es mucho más divertido el proceso, te involucras y el resultado final es más satisfactorio. Y eso la gente lo nota, puede que escribas bien, pero a lo mejor donde tú dedicas media hora yo dedico una hora. Pero los dos lo hacemos por ego, no porque busquemos de forma furibunda la aceptación de los demás –cosa por otra parte normal- sino porque esa comunicación al final es mostrar algo tuyo y ver el feedback, el efecto. Y a todos nos gusta, nos agrada, el éxito. Creo que juzgas con un carácter peyorativo lo del ego, la vanidad, como si fuera algo malo y no es necesariamente así. Creas un producto y lo vendes. Sí, o sí. Otra cosa es que haya más elementos.
    Tú acabas de dar uno: escapismo del trabajo. Yo por ejemplo te he dicho otro: crear un pequeño taller literario donde público mis paranoias. Marina es otro rollo: simplemente ama escribir, aunque nadie le comentase ella seguiría y seguiría. A mí la indiferencia seguramente a la larga me haría cerrar el blog y dedicar mi tiempo a otra cosa.

    Por otro lado, las críticas, creo que has confundido mi posición, no es una cuestión de “me expongo y trago con lo que sea” No, perdona, pero la libertad de expresión se utiliza con respeto, no tengo porque aguantar que nadie me insulte o me descalifique. A mí me ha sucedido y a mucha gente de mi entorno. Sino es tu caso genial. Pero existe. Y más por las cosas que escribo que en según qué mentes estrechas no da pie a una crítica constructiva. Con todo si alguien me dice que no le gusta perfecto, de hecho es de donde se aprende, no de doscientos comentarios donde te besan el culo. Pero una crítica destructiva y más viniendo de alguien sin blog, pues por ahí no paso, no creo que simplemente por subir algo a internet tenga que aguantar la bilis ajena. E insisto en que si no te gusta lo que escribo, no te voy a invitar a que te vayas a otro blog, te voy a preguntar ¿Por qué?
    Y la prueba está en mis dos últimos post, que un par de seguidoras los han puesto a parir, No es censura, es poner unos límites dictados por el sentido común.
    Observa, creo que lo he dicho ya, a Primaveritis –la cito a ella porque es la única que asumo que es el único blog en común- ¿tú como mujer consideras que es normal que alguien que disfruta contando sus aventurillas tenga que estar borrando comentarios donde –no tengo que echarle mucha imaginación- unos ramplones machistas la llaman puta? Eso quita diversión y no es libertad de expresión, no es “asumo el riesgo y punto” El anonimato por desgracia da pie a ese tipo de comportamientos.

    Y poco más, si quieres añadir algo te leo encantado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Lo siento, pero voy a cerrar los comentarios en este post y a eliminar los dos anteriores. No quiero que los comentarios de mi blog tengan este tono ni que se insulte a alguien de una forma tan gratuita.

    Saludos.

    ResponderEliminar