massobreloslunes: ¡¡Dios!! Os he echado de menos

lunes, 12 de noviembre de 2012

¡¡Dios!! Os he echado de menos

¿Sabéis esas escenas de las pelis de amor, cuando los protagonistas se encuentran después de un montón de vicisitudes, y ya todo está claro, y se aman, y se abrazan, y uno de ellos le dice al otro "por favor, no vuelvas a dejarme nunca", y el otro niega con la cabeza, y hay un antizoom y música bonita y zumbido en blanco?

Vale, pues esa soy yo ahora con mi blog.

Yo: ¡Lo siento, blog! ¡Siento haberte dejado solo todos estos días!
Blog: ¡¡No lo hagas más!!
Yo: ¡¡No lo haré!! Fui estúpida, pensé que quería algo más... pero no puedo dejarte. Como dicen Los Ronaldos, "no puedo vivir sin ti. No hay manera".

Hace un par de días me preguntaba Ángel si de la escritura uno se termina enamorando con el tiempo, aunque al principio te cueste ponerte. Sí, sí, y mil veces sí, contestaría yo. Escribir bien, entendiendo bien como con honestidad, con energía, con franqueza y con asiduidad, te cambia la vida. No se trata sólo de lo que pasa cuando escribes; se trata de lo que pasa cuando no escribes. De cómo eres capaz de mirar con más atención, de encontrar la compasión en los detalles y de masticar tu vida lo bastante como para regurgitarla aquí de forma decente.

¿Qué ha pasado en estas dos semanas?

Me he vuelto emprendedora. Se me ha abierto una ventana al futuro y soy yo trabajando como escritora y psicóloga freelance.

He escrito como si no hubiera un mañana.

He pensado en miles de historias para contaros aquí, y después las he olvidado todas.

He leído al menos un libro genial: La Lección de August. He concluido que la ficción es lo único que de verdad, de verdad no puede faltarme.

Me he sentido angustiosamente poseída por el espíritu de Bucay.

He luchado contra el despertar precoz y otras formas de insomnio.

He estrenado nuestro nuevo y precioso roco nuevo.



He escalado. Poco, pero he escalado. He encadenado el segundo 6b de mi vida, después del que hice en Asturies durante el SSHP.

He recibido el que quizá sea el mejor regalo que me han hecho:



Es muy estúpido aferrarse a un blog, pero es cierto que dejar de escribir aquí me hace perder consistencia. Me deshago como un personaje de cuento trasladado a la vida real. Me queman en los dedos mis historias con la extraña especie masculina, los mantecados de chocolate, el gruísta más mafioso de San Fernando y los bolígrafos de tinta verde. Me gusta escribir sobre psicología, dar consejos e intentar arreglar vidas, pero hay una parte de mí que necesita ser amoral y absurda, describir los detalles sólo por describirlos y sin necesidad de ilustrar nada con un ejemplo.

Así que ¡¡volvemos!! A pesar de todo, creo que he batido récords de desenganche del blog, así que vamos a darme un mini-aplauso o una 30 seconds party dance como las de Anatomía de Grey. Además, a estas alturas de mi vida, enterarme otra vez de que no puedo vivir sin escribir es, sin duda, una buena noticia.

12 comentarios:

  1. Genial! bienvenida! mola leer sobre psicología pero mola más leer sobre ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias <3 Me alegro de que te guste. Pienso seguir haciendo ambas cosas siempre, anyway. Besotes.

      Eliminar
  2. Tu eres Grande Marina, hagas lo que hagas.
    Es un placer leerte.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, primor :) Vosotros me hacéis grande. Besitos y es un placer escribir.

      Eliminar
  3. Ah, qué genial! :) Y el llavero es muy entrañable!

    P.D. Lo de "30 seconds party dance" de GA es épico.

    Un besote y welcome back! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejej gracias! Y en la parte trasera pone "Matilda". Es el mejor llavero del planeta, en serio.

      Desde que descubrí las 30 seconds party dance, aplico el concepto con asiduidad. Es genial.

      Mil besos.

      Eliminar
  4. Yupi MOpi, porque creo que llegue tarde al proyecto, ya que la primera newsletter que recibi, era la ultima.

    Por cierto, ponte en contacto con Meri, ella tambien es emprendedora!! Hacen sus propios libros y tienen su propia editorial para que no haya intermediarios que se lleven las pelas, asi que te puede asesorar , ayudar en como hacer algo parecido y si necesitas ilustradora, matas dos pajaros de un tiro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje sí, pero no te preocupes, voy a seguir mandando la newsletter anyway. Si no me muero antes de agotamiento, claro.

      Apunto lo de Meri.

      Te quiero y también quiero a Tahi. Besos para las dos. Cuidaros mucho en los confines del mundo.

      Eliminar
  5. "Quien pide, recibe...".

    No me preguntes porqué, pero me quedo con esta frase: "He pensado en miles de historias para contaros aquí, y después las he olvidado todas."

    Se agradece volver a leerte, como si fueras "drogaína"...

    Y después de comer, no tengo nada más coherente que añadir, me es imposible.

    ;-)

    Txabi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olvidar ciertas cosas es a veces parte del proceso. Luego salen a la luz cuando menos te lo esperas, y siempre brillan.

      Qué bonito lo de la drogaína: cocaína, heroína y Marina. Mola.

      Un beso grande, comentare tus fotos prontito. Muak.

      Eliminar
  6. BIENNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN :)))))))))
    me gusta! :D

    ResponderEliminar