massobreloslunes: Siete chorradas que todo psicólogo ha tenido que escuchar alguna vez

martes, 11 de diciembre de 2012

Siete chorradas que todo psicólogo ha tenido que escuchar alguna vez

Aclaraciones previas a este post:

1) Me encanta mi trabajo, es genial y no lo cambiaría por nada del mundo.
2) Cada curro tiene su idiosincrasia, y estoy segura de que todos los gremios están hartos de cosas. Seguro que los fisioterapeutas odian que les pidan masajes o los médicos que les hagan consultas chungas de pasillo.
3) En general, la gente que me rodea respeta y valora mi trabajo.
4) Aunque no fuera así, me la pela porque yo lo respeto y lo valoro, me parece el más flipante del mundo y me acuesto todos los días dando gracias al cielo por haberlo elegido.

Dicho esto, hoy vamos a tener un arrebato sobre las diez chorradas que todo psicólogo ha escuchado alguna vez y lo que pensamos de ellas en realidad.

1. ¡No me psicoanalices! 

Vale. Lo pillo. Pillo que para ti todos los psicólogos psicoanalizan. Entiendo que no tienes que saber que el psicoanálisis está más pasado de moda que hacerse la permanente, ni que hay como veinte millones de orientaciones psicoterapéuticas más recientes e interesantes. Aun así, no te estoy psicoanalizando. Te miro y/o te escucho, punto, y muy probablemente mientras lo hago mi cerebro está pensando en dibujitos antiguos de Mickey Mouse, como el de Homer.

2. Yo es que no creo en los psicólogos.

Aquí lo que me pone de mala leche no es el concepto en sí, sino lo mal que se expresa la gente. Puedes decirme que no crees que los psicólogos sean útiles. Puedes decir que no piensas que la mayoría de la gente necesite un psicólogo. Pero no creer en los psicólogos es imposible. Estamos aquí y no necesitamos de tu fe para existir. No somos Papá Noel.

La última respuesta que estoy ensayando cuando me dicen eso es ésta:







3. Yo no soy psicólogo, pero... (seguida por cualquier tipo de afirmación acerca de la vida/ las relaciones/ el comportamiento humano/ etc).

No hace falta que aclares que no eres psicólogo. Da tu opinión y ya. Todos intentamos explicar el comportamiento de los demás y el nuestro, y tu explicación es tan válida como la mía. De nuevo: no voy por ahí juzgando a la gente, ni la psicología me da una visión arácnida perspicaz sobre Absolutamente Todo.

4. Yo soy muy psicólogo/ mis amigos me dicen que soy su psicólogo/ yo tenía que haber sido psicólogo.

No. Lo sentimos, pero no. Dar consejos a tu colega no te convierte en psicólogo. Escuchar a tu hermano y luego decirle "pues yo lo que haría sería tal y cual" no te convierte en psicólogo. Puede que tengas paciencia, puede que sepas escuchar, puede que los demás confíen en ti, pero no tienes ni puñetera idea de lo que se hace en la consulta de un psicólogo. Si todo va bien, me voy a pasar diez años formándome para ser clínica, y lo más seguro es que cuando llegue allí no haya hecho más que empezar. El comportamiento humano es complejísimo. Una intervención psicológica bien hecha es algo muy, muy delicado. Nadie dice "yo soy muy médico". Ser psicólogo no es una característica de personalidad: es una profesión.

5. Oye, tú que eres psicóloga, ¿qué hago con (situación compleja de la vida)?

No tengo ningún problema en escuchar e intentar aconsejar a la gente. Me gusta, de hecho. Lo que pasa es que está comprobado que los consejos gratuitos de un psicólogo conocido se van a la basura la mayor parte de las veces. Es una cuestión de encuadre. Lo mismo que te digo yo te lo dice un terapeuta prestigioso a setenta euros la sesión y te lo crees más; eso es así. La disposición para el cambio no es igual cuando uno va a la consulta de un profesional que cuando el profesional está enfrente tomándose un cafelito. Así que si quieres cuéntame lo que sea, pídeme opinión, pero no me la pidas "como psicóloga", porque es imposible que te la dé. No soy tu psicóloga: soy tu colega o tu amiga.

6. Y tú entonces ¿qué haces con tus pacientes? ¿charlar?

Sí, básicamente hago eso. Charlo. De la vida y tal. De Belén Esteban, Iker Casillas y la última temporada de Amar en Tiempos Revueltos. Yo entiendo que lo mío no sea tan espectacular como, qué te digo yo, intubar a un tío en parada cardiorrespiratoria, pero también es una intervención, y es complicada, y tiene consecuencias. Yo dialogo, converso, utilizo las palabras, pero no charlo.

7. Entonces, la diferencia entre un psicólogo y un psiquiatra ¿cuál es? ¿que tú no puedes medicar?

Sí, bueno. Y la carrera que hemos estudiado y tal. Ya sabes: medicina, psicología... no están exactamente superpuestas.

Mi amiga Luna siempre dice que ella no quiere medicar. Yo tampoco. Creo que no poder medicar es un estímulo para ser más creativo con todas las otras herramientas de las que dispones. Te deja desnudo. No puedes recurrir al socorrido "bueno, pues te voy a poner algo para que duermas mejor".

Que conste que me llevo muy bien con los psiquiatras en general y que los MIRes de Cádiz, en particular, son Puro Amor. Que conste también que una medicación bien puesta puede ayudar mucho, mucho.


Hale, fin de mi volunto. Seguro que me faltan frases, porque hay muchas. Pero en realidad, cuando me dicen alguna de las anteriores no me cabreo. Me encojo de hombros y pienso que está bien así. Que no sepan de psicología. En primer lugar, porque eso quiere decir que nunca han necesitado un psicólogo, y eso es genial. En segundo lugar, porque me mola que no se sepa exactamente lo que hacemos. Que podamos convertirnos, como dice Batalecotal, en la mano en la sombra. Anxo hablaba el otro día de la humildad necesaria en esto. Casi nunca se te atribuyen los cambios; casi siempre hay otra forma más lógica de explicarlo. Pero tú estás ahí y sabes lo que hay. Sabes lo que sabes y lo que curras. Y, sobre todo, sabes que en psicoterapia, como en muchos otros campos del conocimiento, una tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.

10 comentarios:

  1. Jajaja, qué grande! La verdad es que sí que deben ser típicas, porque las he escuchado todas incluso yo, así que imagínate. Yo conocía a un chico que no tenía ni idea de escuchar, y curiosamente no dejaba de decir 4. Compulsivamente.

    Muérome con el 2!

    Un besote y buen miércoles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, y se ve que repetir 4 una y otra vez no le dejaba tiempo para escuchar. ¡Qué paradoja!

      Un beso grande y buen finde (perdón el retraso al comentar :D).

      Eliminar
  2. Es que "ser psicólogo está chupao...". ;-)

    Yo me oigo frases del tipo: "Tú que eres ingeniero..." ó, "tú que trabajas en una fábrica de coches..." o "tú que sabes un güebo de esto...". Y claro, ni todos los ingenieros sabemos de todo, ni por estar en una fábrica de coches sé de mecánica y qué puede ser ese ruido o por saber reiniciar un ordenador ya soy experto informático, o por hacer algunas fotos sé qué cámara has de comprarte. Creo que lo que buscamos en una opinión amiga, cercana, y por ahí puedo sentirme halagado.

    Felicidades por sentir que se valora y respeta tu trabajo y porque esto sea verdad. Ojalá por aquí lo hicieran un poco más pues hay demasiada gente queriendo dar lecciones a todo el mundo.

    En otro orden de cosas, me pasaron el otro día el primer capítulo de una novela para que diera mi opinión. Más allá de lo infumable que era... ¡las tildes brillaban por su ausencia!. Y me acordé de ti.

    Besos.

    Txabi

    PD: ¿Habemus troll?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, está claro que en todas las profesiones cuecen habas, y que si no confundes lo que te dicen con el mensaje que realmente te quieren mandar, puedes tomártelo como un halago y seguir adelante.

      Y habíamus, Txabi, habíamus, que yo con este tipo de cosas soy la mar de tajante.

      Un besote.

      Eliminar
  3. Este post me ha hecho ver la luz. Ya no volveré a usar la frase "no me psicoanalices" para tratar de ligar con un estudiante de psicología xD
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... si intentas ligar con él, quizá sería más adecuado decirle "psicoanalízame".

      Un beso.

      Eliminar
  4. Me encanta esa respuesta que tienes preparada xD En fin, en todas las profesiones pasa esto. Lo más enervante que he oído últimamente, y eso que no me lo dijeron a mí, fue cuando un compañero llamó a los padres de un alumno para explicar por qué le había puesto una amonestación. La madre en cuestión le respondió que eso de "no te jode" que le había dicho el angelito a mi compañero "estaba fuera de contexto" xD
    Pero sin duda, la mejor mejor de mi profesión, aparte de los insultos directos, es ese mito de la "motivación" que ni el que lo inventó sabe cómo hacerlo pero que resuelve todos los problemas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha hecho gracia lo de la motivación. Qué razón tienes. Parece que lo de motivar a los alumnos tiene que ver con estar convenciéndoles todo el rato de que lo que pretendes enseñarles es importante para ellos. Y yo digo: que se convenzan ellos o les convenzan sus padres mediante una educación coherente y efectiva. A ver si vosotros vais a tener que convertiros ahora en los payasos de la tele.

      Ánimo, colega. Un besote.

      Eliminar
  5. 8. "Mi siquiatra/sicólogo dice..." Un clásico del siglo XX y del XXI. Bon Nadal!!!!

    ResponderEliminar
  6. A mí me parecen escandalosos vuestros precios cuando se acude por lo privado. Y sí, si sóis conscientes de que vuestro trabajo no es tan espectacular, ni tan fatigoso, ni se emplea instrumental de elevado coste, deberíais bajaros un poco esas cifras, ya que la salud mental no es un capricho.
    Cobrar 70, 80, 100 o incluso 120 euros la hora por "escuchar" es obsceno, y más en unos tiempos donde la mayoría no llega ni a los 8 euros la hora por dejarse los cuernos.

    ResponderEliminar