massobreloslunes: diciembre 2013

jueves, 26 de diciembre de 2013

Balance del año

Ya está aquí, ya llegó: el meme de todos los años que a mí me gusta escribir y no tengo claro que a vosotros os guste leer. Pero qué queréis que os diga. Es mi blog, y etcétera etcétera. Por si alguien tiene curiosidad, aquí está el del año pasado y aquí el del anterior

1. ¿Qué hiciste en 2012. que nunca habías hecho antes?
Ir a Estados Unidos. Plancharme el pelo. Hacer vías de largos y algo de escalada clásica. Tener consultas vía Skype y vía mail. Escribir una novela en un mes.

2. ¿Mantuviste tus resoluciones de Año Nuevo, y harás nuevas?
Bah. Qué va. Si me propuse algo, no me acuerdo. Ya he comentado en varias ocasiones que yo me hago resoluciones casi cada día. Lo de fin de año me parece de cobardes.

3. ¿Se casó alguien cercano a ti?
 El MIR. Y fuimos Pablito y yo así de guapos



4. ¿Nació alguien cercano a ti?
No está cerca en espacio, pero sí en el corazón: el niño de Batalecotal. Que, además, nació el mismo día que mi novela.

5. ¿Murió alguien cercano a ti?
Una buena amiga de mi madre y dos pacientes. 

6. ¿Qué países visitaste?
Estados Unidos y Marruecos, ambos para escalar. Estoy on fire.

7. ¿Qué te gustaría tener en 2014 que no has tenido en 2013?
Preocupante la celeridad con la que el universo me concede lo que pongo en este apartado. ¿Furgo para 2012? Pues furgo. ¿Maromo definitivo para 2013? Ahí lo tengo, sentado frente a mí. Así que he de tener cuidado con lo que escribo.

Me gustaría ser capaz de ganarme (medio bien) la vida cuando termine el PIR, sin necesidad de recurrir a la prostitución o el tráfico de drogas. Eso supone a) que me vaya bien Psicosupervivencia y me salgan unos cuantos clientes vía mail/Skype y b) que mi novela, una vez editada y corregida, se convierta en un best seller mundial, tipo Sombras de Grey pero con más calidad y (lo siento) menos sexo.

8. ¿Qué fechas de este año permanecerán en tu memoria?
El 8 de mayo: el día que el elefante entró en la habitación. O, bueno, el día que Pablo entró en la cafetería en la que habíamos quedado y empezó a iluminar mi mundo con sus ojazos azules.

9. ¿Cuál es tu mayor logro del año?
Encontrar el amor. Tuve que ir hasta Utah, ¡¡Utah!! 
Poner en funcionamiento mi fantabuloso blog de psicología, Psicosupervivencia, y tener ya casi 80 entradas publicadas y un número bastante decente de seguidores (726 víctimas a día de hoy. No nos mires, únete).

10. ¿Cuál ha sido tu mayor fracaso?
Creo que fui un fracaso como madrileña. No sirvo. Tampoco me importa.

11. ¿Has sufrido una enfermedad o herida?
Me hice un esguince de tobillo en febrero. Mi inconstancia rehabilitadora hace que aún me siga dando la lata. Por lo demás, todo bien. Además, el Acné del Averno ha desaparecido gracias a mi quinta tanda de Roacután. A ver cuánto me dura.

12. ¿Qué ha sido lo mejor que has comprado?
Un billete de avión a Denver, Colorado.
Y a pesar de lo que pudiera decir en el pasado... Me encanta mi iPad. Es tan prescindible como disfrutable.

13. ¿El comportamiento de quién merece celebración?

El de mi Pablo, por supuesto. Me cuida de una forma vergonzosa para una adulta. Por ejemplo: cuando me meto en la cama por la noche y se me ha olvidado TODO (la bolsa caliente de cereales, el móvil para poner la alarma, la botella de agua) pero, al contacto con el nórdico, me quedo inválida, como Frida Khalo, y le pido a gritos que me traiga mi kit de dormir. Me mima, me entiende, me respeta, me asegura cuando escalo, conduce cuando estoy cansada, se deja querer, se esfuerza por ser mejor. Además, trabaja como una mula, escala como un titán, corre, lee, escribe y, en general, hace que cada día me asombre de tener al lado a alguien como él.

También celebro el comportamiento de los lectores que hicieron de Madrid un lugar menos solitario (Laura, Carmen, Marta, Babette), el de Álex cuando me llevó a urgencias con el tobillo hecho polvo y me entretuvo para que no llorara, el de Pablo y Jenna con su hospitalidad en Boulder, el de los otros hosts de Couchsurfing que me cuidaron y alojaron en EEUU, el de mis compañeros de salud mental que hacen lo que pueden por aliviar el sufrimiento ajeno, el de mis pacientes bravos que luchan contra los problemas y buscan soluciones y... bueno, algo se me olvida, seguro, pero estáis todos en mi corazoncito.

14. ¿La actitud de quién te ha hecho sentir deprimido u horrorizado?
Todos los años me niego a contestar esta pregunta, y voy a seguir la tradición.

15. ¿Dónde ha ido la mayor parte de tu dinero?
A cafés en Madrid y cafés en general. Por otra parte, mi presupuesto en comida y mi paleo-obsesión han bajado un poco.
A libros. Tengo un problema serio con eso.
A EEUU. Qué ruina.

16. ¿Qué te ha hecho mucha ilusión?
Visitar Estados Unidos, alias La Dimensión Desconocida. Encontrar el amor: no ha defraudado para nada mis expectativas. Irme a vivir con Pablo. Mejorar en mi escalada con lentitud, pero con seguridad.

17. ¿Qué canción te recordará siempre el 2013?
Ho Hey, de los Lumineers. Oída por primera vez en Denver, en el coche de Jeremy, y reescuchada unos seiscientos millones de veces desde entonces.

18. Comparando con hace un año, estás: 
i. ¿Más contenta o más triste? Más contenta. Mucho mas contenta. Exponencialmente más contenta.

ii. ¿Más delgada o más gorda? Más delgada. El amor me alimenta, así que he perdido casi seis kilos desde mayo; esta mañana estaba en un sorprendente 49.4. No pesaba eso desde que era vegetariana y mi cuerpo se comía a sí mismo.

iii. ¿Más rica o más pobre? Más o menos igual: al borde de la indigencia. Vivir en Madrid y el viaje a EEUU destrozó mi bolsillo. Pero contenta. Y mucho.

19. ¿Qué te gustaría haber hecho más?
Meditar. Uf. Y entrenar, que la segunda mitad del año ha estado llena de perezón.

20. ¿Qué te gustaría haber hecho menos?
Ir en metro. Perder el tiempo en el curro por razones ajenas a mi voluntad.

21. ¿Cómo pasarás la Navidad?
Ya hemos liquidado la parte familiar, y ahora Pablo y yo nos vamos una semana a escalar a Margalef, en Tarragona. ¡Yuhu!

22. ¿Te has enamorado en el 2011?
Por favor. Enamorarse es un eufemismo. Yo he entrado en un estado de conexión espiritual con mi auténtica alma gemela, mi compañero de la vida, mi gemelo astral cósmico. Yo he alcanzado otro escalón en la conciencia humana. Yo he entendido el significado de las canciones de amor y he recuperado la fe en el género humano.
Vamos, que sí, que me he enamorado.

23. ¿Cuántos rollos de una noche?
Uno. Si todo va bien, el último.

24. ¿Tu programa de televisión favorito?

Anatomía de Grey permanece. También contribuye que tenga CERO competencia.

25. ¿Odias a alguien a quien no odiaras a estas alturas del año pasado?

Yo no odio. Yo soy amor. Pero a veces se destapan en mí profundos pozos de rencor que desconocía por gente a la que fingía apreciar. Tengo un par de pozos malolientes en funcionamiento ahora mismo, pero espero depurarlos pronto.

26. ¿El mejor libro que has leído?
Sin ningún género de dudas, El Arte de la Defensa, de Chad Harbach.

27. ¿Cuál ha sido tu mayor descubrimiento musical?

Los Lumineers. Obvio.

28. ¿Qué querías y conseguiste?
Un novio.

29. ¿Cuál es tu mejor recuerdo de 2011?
El viaje a EEUU. Conocer a Pablo en Utah y cada uno de los cientos de momentos maravillosos que hemos compartido desde entonces. El mes de noviembre escribiendo la novela.

30. ¿Tu película favorita del año?
Sé que suena fatal, pero vimos "The Hunger Games" ayer y me gustó mucho. Ya he dicho alguna vez que veo pocas pelis.

31. ¿Qué hiciste en tu cumpleaños y cuántos cumpliste?
Cumplí 28. Estaba escalando con Pablo en Idaho. Me enmarroné en una vía rarísima y tuvimos que dejar una cinta colgando hasta el día siguiente. Se nos hizo tarde y sólo conseguimos para cenar una ensalada muy cutre y unos dulces chungos de peanut butter. Lo comimos bajo las estrellas con los frontales puestos, y Pablo me pidió perdón por no haber conseguido una cena mejor. Yo le dije que apagara el frontal, miramos las estrellas y le dije que no había una cena mejor que esa. Después (censura, censura) y dormimos abrazaditos en la tienda North Face.

Best Birthday Ever.

32. ¿Qué es lo que hubiera hecho tu año mucho más satisfactorio?
Quizá que las rotaciones de Madrid hubieran sido un poco más satisfactorias. Pero es quejarse de vicio.

33. Describe tu concepto de la moda en 2011.
Vaqueros. Leotardos bajo los pantalones durante el invierno en Madrid. Más vaqueros. Mis pantalones térmicos color lila que Pablo está empezando a apreciar a fuerza de mera exposición.

34. ¿Qué te ha hecho permanecer cuerda?
En Madrid, los pequeños momentos de presente y soledad, entrenar en el roco e importar a un argentino para que me diera mimos. En Cádiz estoy bastante cuerda, pero el sonido del mar en el salón ayuda mucho.

36. ¿Qué tema político te ha inquietado más?
La nueva ley del aborto. Me parece una locura retrógrada e insultante. Ligadura de trompas YA.

37. ¿A quién has echado de menos?
A la PK, que está en la India. A Elsa, que está en Brasil. A Aran, que está en Málaga. A mucha más gente, porque cada vez me voy de más sitios.

38. ¿Quién es la mejor persona a la que has conocido?
Es que sé que me repito, pero es la pura verdad: mi Pablo.

39. Dinos una lección valiosa que has aprendido en 2013.
Que lo importante para encontrar el amor es estar preparado, no perder la esperanza y apostarlo todo una vez que lo ves claro.

40. ¿Dirías que el 2013 ha sido un buen año a pesar de todo?
Empezó regular, pero a partir de abril se ha puesto estupendo. Yo sé que todo el mundo va por ahí quejándose de 2013, pero yo no me puedo quejar. Conocer a Pablo ha sido, con diferencia, LO MEJOR que me ha pasado en la vida. Con diferencia. Un año con él no puede ser otra cosa que un año maravilloso, fabuloso, el mejor de mi vida. Estoy agradecida a ese número supuestamente tan feo. Para mí, siempre será el más hermoso.


Qué cosssssa

¡Feliz año nuevo, guapetes!

martes, 17 de diciembre de 2013

Vivir con Pablo

Vivir con Pablo es...

... irme a dormir con frío porque él no está y morirme de calor en cuanto entra en la cama.

... despertarme cuando él se acuesta, mantener conversaciones absurdas en el límite de la conciencia y arruinar mis ciclos del sueño para toda la noche.

... no poder salir de la cama por la mañana porque me atrapa con llaves poderosas y me dice: "¿pero dónde te creés que vas? Vos tenés que estar conmigo. Decíselo a tu jefe".

... preguntar qué significan dos de cada tres palabras que pronuncia, y asombrarme con la capacidad argentina para encontrarles sinónimos a los genitales y todo lo relacionado con ellos (por ejemplo, ¿quién adivinaría lo que quiere decir "acogotarse el pollo"?).

... no poder entrar en la cocina porque está invadida por frutas, verduras, germinados, cartones de leche de soja, la licuadora, la batidora y miles de botellas de agua mineral.

... tener ganas de ofrecerle palomitas y/o un babero cada vez que me quito (inocentemente) la ropa para ponerme el pijama.

... ver interrumpida la escritura por sesiones urgentes de mimo-time (os contará que yo le interrumpo más veces a él. Miente)

... recibir ofrecimientos generosos para ayudarme a sostener mi propio culo.

... tener un apoyo incondicional para comer chocolate, dormir siestas y autoproclamarme Emperatriz del Mundo.

... comer respondiendo las larguísimas encuestas sobre mí, mi pasado y mi futuro que se inventa sobre la marcha porque "gorda, yo quiero saberlo TODO de vos".

... estar lista para irme a dormir y no tener más remedio que sentarme con él a ver vídeos de escalada, porque no para de repetir "HOLY SHIT!" mientras mira a Ondra encadenar "La Dura Dura".

... sumar a mi desorden su desorden, multiplicarlo por dos y vivir en ello.

... ir siempre tarde al trabajo porque no me puedo resistir a esconderle notitas en el ordenador para que las encuentre cuando se despierte.

... haber tenido que aceptar por fin que quizá, pero sólo quizá, mi maravillosa bata de felpa morada para estar por casa no es la indumentaria más sexy del mundo.

... tener a alguien celoso de mi bolsa caliente de cereales.

... no poder mirar a Jackson Avery en Anatomía de Grey sin que él desee su muerte.

... proponernos ver pelis todos los fines de semana sin asumir que la escalada no nos deja tiempo para nada más.

... perder la objetividad sobre lo que escribo, porque para él es todo MARAVISHOSO y ME ENCANTÓ.

... ver la cara que pone mirando un vídeo de comer pulpos vivos, y luego aguantar que me diga que si yo sabía que no era bueno para él, ¿¿¿por qué le he dejado hacerlo???

... ser incapaz de entender cómo alguien puede pronunciar tan mal la palabra quillo [ki-i-i-o].


Vivir con Pablo es como si todos los días fueran la mañana de reyes.

Vivir con Pablo es como vivir a la vez con tu mejor amigo, con la Wikipedia y con un argentino ultra-sexy que quiere irse a la cama contigo.

Vivir con Pablo es lo mejor que me ha pasado en la vida.

Pablo incitándome a dormir la siesta para abusar de mí


[La idea me la dio este post de Lorz]