massobreloslunes: Tanatoterapia

lunes, 15 de junio de 2009

Tanatoterapia

Pienso que si todos los días muere mucha gente, y cada vez son más los cadáveres que se incineran, y hay un número preocupante de personas que quieren que sus cenizas sean arrojadas al mar, el agua cada vez va a estar más llena de cenizas de muertos. Seguro que es un pensamiento que mucha gente ha tenido antes que yo.
Después pienso que lo más probable es que las firmas cosméticas acaben por aprovecharse y meterlo en sus productos. Oligoelementos marinos y proteínas de cadáver. Como si lo viera.

9 comentarios:

  1. Seguro que a las cenizas les sacarán miles de propiedades: tonificantes, astringente, retrasa el envejecimiento (paradoja al tratarse de cenizas de muerto)... yo también lo veo ya ;)

    ResponderEliminar
  2. Se lo comerán los peces... los pobres se comen todo... y terminaremos formando parte de las caquitas de pez.

    Besos de una maia.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el aceite de cadáver ya lo inventaron hace unos años. El proceso de creación ya lo conoces... y es sanísimo!

    uhhhuuuuuuhhh uhhhuuuuhhh uh uh uh uh! (cántese con la melodía de koipesol)

    ResponderEliminar
  4. En realidad está prohibido tirarlas al mar... pero claro, habrá quien se lo salte, imagino xD
    A mí me gustaría más que me vaciaran, usaran mis órganos sanos para transplantes o hicieran algo útil para la ciencia y el resto lo enterraran junto con una semillita de algún árbol chulo que aún no he decidido. Creo que es lo que hacen los musulmanes. Ya lo pensaré :D

    ResponderEliminar
  5. No me hizo gracia en su momento y no me hace gracia ahora :P

    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja tia yo también quiero que me tiren al mar.. si lo más guarro que tuviera el mar fueran las cenizas de los muertos, pero lo cierto esque tienen cosas peores que eso..

    besos

    ResponderEliminar
  7. yo firmé para que mi restos se los quedara Gunter Von Hagens.

    Por cierto, no me gustó Billy Elliot.
    Ah, y creo que ya empiezo a fraguar el cuento de Cosas de casa

    ResponderEliminar
  8. Yo siempre pensé que mejor que la incineración y luego la mar (y mira que me gusta la mar) es que me donen a una facultad de medicina y los aspirantes a médicos me descuarticen y jueguen conmigo, después de aprovechar algo que quede sano, si queda.

    Además, tiene una ventaja: ahorras el entierro a los siguen aquí.

    Pero mi mujer no me deja. Dice que es una barbaridad. Bueno, he de respetarla. No le preguntaré nunca qué hará conmigo. Yo ya no contaré para nada y poco me importará.

    ResponderEliminar
  9. Ya, Martin, pero ¿te gustó mi cuento? Que estás pesadito con el niño que quería bailar.

    No sé, últimamente te dispersas mucho. Háztelo mirar ;)

    PD: Muero de ganas por leer el cuento de Cosas de Casa. Y serás declarado winner of the meme.

    ResponderEliminar