massobreloslunes: Ser adulta -- TMC26

jueves, 7 de julio de 2011

Ser adulta -- TMC26

La gente empieza a llamarte de usted por defecto.

Compras juegos de sábanas de matrimonio y te planteas cambiar tu almohada por una de látex, porque es mejor para el cuello.

Pagas impuestos, así que puedes decir "eso lo pago yo con mis impuestos" con cara de justa indignación.

Tus amigas empiezan a procrear.

Tienes una casa. La pagas tú. También el agua y la luz. Es tu casa, aunque sea de alquiler.

Veintiséis días seguidos de vacaciones te parecen una barbaridad...

... y en esas vacaciones, en lugar de querer irte a hacer el camino de Santiago o a meditar, lo único que te apetece es tumbarte a la bartola mientras alguien te abanica.

Dices frases que empiezan por "mi jefe..." (y normalmente terminan con "capullo").

Tus gastos extraordinarios ya no son jamón york o un paraguas, sino algo más serio, como unas gafas o un horno.

Vives sola y te encanta.

Dices frases que empiezan por "me voy a currar" (y normalmente terminan con "y no me apetece una mierda").

Tienes que gastar en comidas de trabajo, regalos para compañeros que tienen hijos y/o funerales y décimo del Gordo de Navidad.

Te gastas el dinero en lo que te sale del potorro. Te sigues sintiendo culpable después de hacer un encargo online a Lush de 40 euros, pero un poquito menos.

Puedes hacer regalos de verdad, sin tener que pedirle dinero a tu madre para comprarle un regalo a tu padre, y viceversa.

Te abres una cuenta nómina y una cuenta de ahorro. Te robas a ti misma de la cuenta de ahorros, pero bueno.

Haces cosas como limpiar las tuberías de vez en cuando para que no se atasquen.

Te planteas contratar a alguien para que te limpie la casa. Pero no lo haces porque te has gastado todo el dinero en la tienda Lush online, entre otras cosas.

Haces listas de lo adulta que eres y te planteas cuándo todo lo anterior dejará de hacerte ilusión y empezará a parecerte un coñazo.

5 comentarios:

  1. Identificándome muchísimo con esta entrada (hasta con lo de la tienda Lush, que también la hay en mi cachito de las Germanias).

    Ojalá tarde en cansarme de mirar fijamente mi piso como una gilipollas y pensar lo guay que es que sea solo para mí, jeje, y ojalá tarden en dejar de hacerte ilusión todas estas cosas :)

    ResponderEliminar
  2. Está bien eso de pagar el agua, la luz y el internet uno mismo :-)

    ResponderEliminar
  3. Al final me he dado cuenta de que ésta entrada solo habla de la pasta... Ser adulto es un desembolso constante y exagerado jajaja

    "Te gastas el dinero en lo que te sale del potorro"

    ResponderEliminar
  4. Cuánta razón, Alive, cuánta razón...

    Deira: Lush es amor. Llevo desde ayer un untándome ininterrumpidamente los labios con el Chocolate Whipstick y oliendo con salvajismo Mi Primo Zumo y Sol.

    Anónimo: Ahora mismo no pago Internet. De hecho, este Michelian Challenge está patrocinado por la PK, que me ha cedido generosamente su pincho hasta que le venza el contrato. Después ya veremos.

    ResponderEliminar
  5. Incumplo totalmente lo de las tuberías. Igual no soy tan adulta como creía XD

    ResponderEliminar