massobreloslunes: Mente de mono

domingo, 1 de junio de 2008

Mente de mono

El presente no es más que dar tumbos por los escenarios del mundo mientras nuestra cabeza hila una sucesión de pensamientos, a veces con sentido, a veces inconexos. Nuestro cuerpo experimenta sensaciones que juzgamos como agradables y desagradables y, rápidamente, pedimos más de las primeras y menos de las segundas. Agrupamos esos sentimientos y pensamientos en emociones. Las asociamos a personas y a cosas. Entre emoción y emoción, hay tiempos muertos, aburrimientos, platos que lavar, autobuses que coger. En general, y salvo excepciones, eso es la vida.

Una vez pasa, miramos atrás, recolectamos esos pensamientos y esos sentimientos y los pegamos en nuestra memoria como en un álbum de recortes. Entonces parecen relatos. Tienen un comienzo, un principio y un final. Y nos gustan. Parece que tienen un sentido; si se los presentáramos a un grupo de lectura, sabrían sacar una enseñanza y escribir varias páginas de reflexión sesuda. Podrían haberle pasado a cualquiera. A lo mejor ésa es la clave: que podrían haberle pasado a cualquiera. Entonces nos encariñamos de nuestras historias, como si de verdad cualquier tiempo pasado hubiera sido mejor, y creemos que en el futuro es eso lo que vamos a vivir: historias con sentido. Y no nos damos cuenta de que el presente sigue siendo pegajoso e inconexo como un sueño.

Y así vivimos la vida. Así, hasta que nos morimos.

3 comentarios:

  1. Y nada tiene sentido en la vida de nadie, hasta que se "elabora" la historia como relato.
    Pero bueno... todos estamos igual no? Perdidos, buceando... viviendo...

    ResponderEliminar
  2. El presente lo es todo.
    Pasado y futuro no existen.
    Y si existen, son unos farsantes.
    Salud/OS!
    PD: No obstante, más que mente de mono, prefiero tener mente stéreo. O 5.1.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué animado me voy hoy a la cama!

    ResponderEliminar