massobreloslunes: Grandes inventos, I

martes, 19 de agosto de 2008

Grandes inventos, I

Marina: ¿Sabes qué invento patentaría yo?
Mi Querido Ex Novio: Cuéntame.
M: A ver... Yo siempre pido tarrina cuando como helados, ¿no?
MQEN: Sí.
M: Porque no me gusta el barquillo. El barquillo es asqueroso. Pero, al mismo tiempo, reconozco que echo de menos comerme el helado con la lengua, como los cucuruchos. Es como si fuera más un helado-helado. ¿Sabes lo que te digo?
MQEN: Ajá.
M: Entonces, voy a inventar un artilugio que permita comerse el helado a chupadas pero que no sea de barquillo.
MQEN: ¿Un cucurucho de plástico?
M: No, porque entonces cuando te comieras la parte de arriba, se acabó la diversión.
MQEN: Podrías usar una cucharilla.
M: ¡¡No estás entendiendo nada!!
MQEN: ...
M: tendría que permitir comerse el helado chupándolo todo el rato, para ponerse al nivel de placer de un cucurucho.
MQEN: Entonces, un cucurucho de plástico con un agujero en el fondo.
M: Mi primera idea también fue esa, pero luego se me ocurrió algo mejor.
MQEN: Sorpréndeme.
M: ¡Un cucurucho telescópico!
MQEN: ...
M: ¡La Cucurina!
MQEN: ¿Por "cucurucho" y "Marina"?
M: No, por "cucurucho" y "tarrina". Si se parece a "Marina" no es mi culpa, que luego me decís que soy una egocéntrica.
MQEN: Ok.
M: Bueno, el caso es que la cucurina se iría plegando a medida que avanza el helado. Así se podría chupar hasta el final.
MQEN: Muy bien, Peq, pues paténtalo.
M: ¡Eso voy a hacer!
MQEN: ¿Pero tú crees que tendría salida?
M: No lo sé. Es que la gente tiene sus prioridades un poco confundidas.
MQEN: ¿Qué quieres decir?
M: Pues que a lo mejor no le dan tanta importancia a poder chupar el helado aunque no les guste el barquillo. Para mí sí es importante, pero puede que ellos estén bien con sus tarrinas y sus cucharillas.

(Silencio resignado).

MQEN: Yo lo que inventaría es un cucurucho con jamón dentro.
M: ¡Un cucurucho hecho de piquitos con jamón dentro!
MQEN: ¡¡Eso!!
M: ¡El Jamonucho!

Etc.

13 comentarios:

  1. Lo siento, ya existe, es un cucurucho para niños que va empujando el helado hacia arriba, es un sistema como el de los tampones y resulta igual de asqueroso porque el helado es amarillento y cilíndrico así que con los chupetones y cuando empujas parece.... si, eso, una mamada
    no veas las risas que nos echamos

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, sí, ya sé cuál dices, el Mikolapiz, ¿no? De la misma familia que el desaparecido (y delicioso) Mikopete. Pero lo guay de la Cucurina es que se podría rellenar del sabor que quisieras y de helado rico de heladería auténtica, no petróleo-chungo-con-anuncio-de-tía-buenorra.
    Pero vamos, que es cierto que la idea ya estaba en el imaginario colectivo xD
    Besitos, Prima guapa.

    ResponderEliminar
  3. Y a mí que me encanta el cucurucho... Y no debo ser el único, porque de hecho me sé un par de heladerías granainas que importan los barquillos desde lejos, lejos.

    Se me ocurre también que podría ser un cucurucho que se pudiese ir quitando en espiral, como... no sé, como el cartón de los rollos de papel higiénico, pero mejorado, claro.

    ResponderEliminar
  4. en mi más tierna infancia había una serie fantástica en la televisión cuyo título no llego a recordar en la cual los protagonistas estaban formados por mitades de animales. Había uno que era mitad león mitad abeja que se llamaba Abeleón si no recuerdo mal.
    Luego había uno mitad hipopótama y mitad coneja que se llamaba hiponeja, y así sucesivamente.

    ResponderEliminar
  5. La generación anterior tuvo el LSD, nosotros tuvimos dibujos animados, Martín.

    ResponderEliminar
  6. ¿Eso del Ligre no era una leyenda urbana?

    ResponderEliminar
  7. Pues yo lo compraría ... la de veces que he comprado un cucurucho porque como tú dices mola más comerlo así y he ido tirando los trocitos de barquillo para seguir comiendo.

    ResponderEliminar
  8. El concepto es un chupa-chup de helado. Dale un par de vueltas...

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Oh dios mío, Martin!!
    Llevo AÑOS que cada vez que sale la típica conversación de dibujos animados entre amigos hablo de esa serie y concretamente del ABELEÓN! Y todo el mundo me dice que esa serie no existe y que me la eestoy inventando. ¡¡Pero ahora alguien me da la razón!! ¡NO LO SOÑÉ!
    Quiero más datos: cómo se llamaba la serie, si hay trozos en el youtube, etc.
    Besitos a todos.

    ResponderEliminar
  10. Pero el Mikolápiz no es lo mismo que dice Marina...
    Por qué no vas al certámen ese de inventos que se hace cada año?
    Yo he visto cosas más raras que han triunfado!!
    Salud/OS!

    ResponderEliminar
  11. Wuzzles:
    http://www.youtube.com/watch?v=Loz4UnFXWMQ

    y alguno más...

    ResponderEliminar
  12. Niña:

    1. Bienhallada de nuevo tras tu mes de vacaciones blogueras.

    2. Patenta este otro invento (te lo regalo): cucurucho de hielo, que llenas del sabor que quieras y se va derritiendo lentamente. Debe ser un placer sentir en la lengua y los labios el frío del hielo junto al sabor del helado.

    3. Dile a J., si aún estás a tiempo, que te traiga un licor de Laponia. Hay muchas variedades exquisitas. Pero dile que las pruebe antes y que no te traiga la que sabe a bisolbón, que también existe (pregúntale a Chío por qué lo sé).

    4. Si ves a tu deliciosa prima Silvia, dile que te cuente su excursión por Francia y, especialmente, el paseo por la cueva. No tiene desperdicio.

    Un abrazo,

    Miguel

    ResponderEliminar
  13. namaste!

    tambien puedes hacer el tarrucho, que seria como la tarrina pero que te la puedes comer, para la gente que les guste el cucurucho pero no les guste comer con cuchara. Y me preguntaras: por que no se comen el cucurucho con cuchara?

    pues porque hay un momento en el que la estructura conica y profunda del cucurucho no te permite el acceso o por lo menos no te lo permite sin gorrinchearte las manos.

    Se que te gusta que se pongan acentos, pero este ordenata no los tiene.mil perdones.

    elsachi

    ResponderEliminar