massobreloslunes

martes, 14 de julio de 2009

Aviso: típico post noactualizoporque.

No actualizo porque no sé muy bien qué escribir. Todo me parece demasiado íntimo, o demasiado estúpido, o demasiado pretencioso, o demasiado superficial. Me da la sensación de que o escribo cuentos (algo que ahora mismo no puedo hacer porque mi cerebro está a tope) o lo que escriba va a ser una chorrada. He empezado a autoexigirme. Malo, malo.

No actualizo porque estoy en modo enfadado últimamente. Me recuerda a la tira de Mafalda en que Miguelito dice que se encuentra pedante y Mafalda (creo) le pregunta algo como "¿y qué se supone que tedremos que aguantarte ahora?". Así que llevo un par de semanas muy enfadada y no sé muy bien con quién ni por qué. Tampoco sé qué es lo que vais a tener que aguantarme.

No actualizo porque estoy harta de que me lea gente conocida. No os ofendáis los conocidos. Ya he dicho que estoy enfadada. Siempre he sido partidaria de que me lea todo el mundo, hasta mi madre, porque creo que hay que abrirse a los demás por doloroso que eso pueda resultar. Pero enlazando con lo que he dicho del enfado, últimamente no tengo ganas de abrirme a nadie. Y he empezado a autocensurarme. Todavía más malo (peor, lo sé, se dice peor).

No sé si mudarme, privatizar el blog, borrar los comentarios o hacerme mechas, que decía el anuncio aquel tan guay de la sopa. Decidme qué opináis vosotros, si es que estáis ahí.

Besitos.

8 comentarios:

  1. Yo no sé qué decirte, que estoy un poco igual.

    Míchel Noguera: treinta años ayudando.

    ResponderEliminar
  2. No sé si considerarme nueva lectora o no, solo decirte que es tu blog y tu decisión.

    Yo escribo para sentirme bien, en el momento que sea una "obligación impuesta", creo que dejaré de hacerlo. No te justifiques, haz lo que te haga sentir, nada más.

    Besos de una maia.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que debe de haber muchos anónimos, que como yo, siguen con interés y admiración "massobreloslunes" pero les parece superfluo dejar constancia de ello.
    Un beso, niña. No dejes de escribir y de estudiar. Y ánimo.
    VRTP (El viejo reincidente del Taller de Porras)
    Para mi profe preferida

    ResponderEliminar
  4. Yo te voy a ser sincera, aunque me de penita por que dejes de escribir, por que me encanta leerte. Pero yo si fuera tu me tomaba un tiempo de desconexión, y ya cuando estés mas tranquilita sin oposiciones ni nada de eso, veras como dejas de autocensurarte y de autocriticarte. Supongo que ahora con tanta tensión y tanto lio de oposiciones y demás estas así, pero bueno no se si eso es asi o no, seguramente me equivoque, pero bueno tu no te comas mucho el tarro.
    Venga niña que tu lo vales.
    Y no te merece la pena estar enfadada ;)
    que todo son rachas)
    Un besazo y ánimo guapísima!

    ResponderEliminar
  5. En mi opinión, escribir tiene un punto de exhibicionismo y a veces no apetece enseñarse. Cuando eso pasa, es mejor no mostrarse, pues. Pero también, escribir engancha y más que obligación es casi una necesidad.
    Yo creo que casi siempre hay alguien que valora nuestras reflexiones de forma más generosa que nosotros mismos, así que no creas que no tienes nada interesante que decir.
    Eso sí, sólo escribe si te produce placer. Que no sea una carga. Al fin y al cabo es lo que todos buscamos: el placer en la comunicación.
    Yo seguiré pasándome a leerte.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. VRTP ¡¡Me encanta!! Por algo eras el ojito derecho de la profe. Por cierto, que tengo que contestar a tu mail, pero ya ves que ando liadilla.

    Un beso para mis alumnitos. Os echo un montón de menos.

    A los demás gracias por los consejillos... Estoy pensando, estoy pensando. Ya os contaré.

    ResponderEliminar
  7. Si te sirve de consuelo, yo no te conozco, tú no me conoces, y lamentaría mucho perderte la pista en las profundidades de la blogosfera :)

    ResponderEliminar
  8. Rachas...

    La constancia no es fácil y, más tarde o más temprano, la vida cambia y esa constancia se considera inadecuada. Aunque no parece tu caso, que sigues ahí... aunque digas lo contrario.

    Supongo que a todos los que mantenemos una bitácora nos pasa lo mismo durante un tiempo. Y el verano parece ser el tiempo idóneo para ello. Ya llegará el otoño...

    Concéntrate en tu opsición, que es lo que manda ahora, y no te enfades tanto. Estoy seguro de que seguirás deleitándonos con tus deliciosas entradas.

    Un abrazo,

    Miguel

    ResponderEliminar