massobreloslunes: Copa menstrual: lo que nadie te ha contado

jueves, 22 de marzo de 2012

Copa menstrual: lo que nadie te ha contado

O quizá sí te lo han contado, pero ¡queda tan interesante titular así un artículo! Pensadlo. Queda bien con casi cualquier cosa:
"Sexo oral: lo que nadie te ha contado".
"Tortillas francesas: lo que nadie te ha contado".
"Leer a Proust: lo que nadie te ha contado".

¡Qué sugerente todo!

Una vez hecha esta introducción absurda, advertencia: este post va a ser asqueroso. Asqueroso nivel hablar de sangre menstrual con cierto detalle. Así que los que no tengáis interés por saber más de los misterios femeninos que nosotras intentamos llevar con cierto pudor una vez al mes, podéis absteneros. El que avisa no es traidor. Las mujeres que no tengan interés en recrearse en el evento maligno menstrual, también pueden pasar.

Vale, ahora los que quedamos. ¿Por qué hablar de la copa menstrual? Yo no sé vosotras, pero a mí me da la impresión de que me paso toda la puñetera vida con la regla. Es como "no me puedo creer que ya me toque otra vez, por el amor de Dios pero si terminé hace dos días". Esto se debe a que la regla es mala, porque no me pasa con las cosas buenas. No digo "no me puedo creer que ya me toque otra vez que me paguen, si parece que fue ayer"; es más bien algo del tipo de "o cobro ya o a mi cuenta naranja voy a tener que empezar a llamarle mi cuenta roja". Así que bueno, si hay algo que podría mejorar mínimamente nuestra calidad de vida en esos días del mes, creo que es mi obligación divulgativa y humana compartirlo.

La regla la inventó Satanás Dios cabreado, que para el caso es lo mismo. Es más: si Dios ha creado el mundo, probablemente tiene mucha más mala leche que Satanás o, por lo menos, una mala leche más creativa. Cuando tienes la regla te encuentras mal, tienes penita, angustia, dolor, hinchazón, gases, estreñimiento o todo junto. Aumentas un kilo o dos de peso y odias a tu báscula. Se apaña para coincidir con excursiones sexuales esporádicas. Tú querrías ponerte un cartel en la frente para que la gente te respetara, pero además es un tema no exactamente tabú, pero tampoco como para contarlo a los cuatro vientos. Si dices algo, normalmente la reacción varía en función del sexo:

- Mujeres: ponen cara de dolor empático. Saben por lo que estás pasando. Te tocan el hombro, te dan palmadas de apoyo, te ofrecen espidifén y/o chocolate. Comparten contigo su drama particular (ejemplo: "pues yo el primer día me tengo que poner un tampón cada media hora porque sangro a chorros" o "pues a mí me dura una semana y no quiero más que morirme").

- Hombres: asienten intentando ser comprensivos, pero lo que ves en sus caras es pánico. Algo como "cambia de tema YA", o como "¿¿¿¿Y ahora qué deberá decir????". Suelen solucionarlo con un "ah... vaya" o un "lo siento" casi de pésame. Yo lo entiendo. Si ellos sangraran por sus partes una vez al mes, yo también me preocuparía.

En fin. La cuestión es que la regla no es optativa, aunque a mí me encantaría confirmar de una vez que no me voy a reproducir y extirparme todo el aparato reproductor, en plan "to palante". Pero conservo la esperanza y me resigno. Entonces llegan los problemas de logística. ¿Qué utilizar?
- Compresas: las mujeres que utilizan compresas así como única opción me parecen adorablemente arcaicas. Porque las compresas son incómodas y sucias, aunque los de la tele inventen anuncios con colorines e instrumentos de viento. ¿A qué huelen las cosas que no huelen? ¡A sangre! Y no nos engañemos: la sangre huele.

- Tampones: importantísima mejora, sí, pero no la panacea. Digan lo que digan: los notas. Si los quieres usar de noche en los días de más flujo, te tienes que cambiar o poner compresa adicional. Si te los tienes que cambiar en sitios recónditos, como el campo o sórdidos baños callejeros, puede ser un problema qué hacer con el que ya has usado. Si no calculas bien el tiempo, puedes mancharte. Si te los pones en el agua se producen interesantes efectos en los que los conceptos "mi útero" y "agua salada o con cloro" están preocupantemente cerca.

Y aquí llega, chanchanchan... La Copa Menstrual. El invento del que tu madre nunca te habló porque... bueno, porque no existía. ¿En qué consiste? Es una especie de embudo lógicamente cerrado por abajo y hecho de silicona. Se pliega, se introduce en tu potorro y allí se expande y recoge la sangre. Cuando está lleno se saca, se vacía en el baño, se limpia muy bien con agüita y jabón y se mete de nuevo.

Los básicos sobre la copa los podéis leer muy bien explicados en este post de Pétalo. Para qué vamos a repetir lo que ya se ha dicho. Si escribo este post es para aclarar que ¡ojo! La copa menstrual NO es la panacea sagrada que cambiará tu vida y te convertirá en la chica feliz de los anuncios. Si partimos del concepto sangrar como un cochino durante tres días seguidos, podemos prever que nada lo hará.

Así que, después de seis meses utilizando el artilugio en cuestión (concretamente la talla pequeña de la marca Diva Cup), he aquí una lista de ventajas y desventajas.

Ventajas:

1) Es ecológico. Si me imagino una bolsa llena con todos los tampones y compresas que habría usado en estos últimos seis meses, salen un montón. Si calculamos unos 15 tampones + 5 compresas por regla, nos salen un total de 120 cacharros de celulosa que le he evitado al Amazonas. Viva y bravo. No soy particularmente ecologista, pero creo que sólo con este gesto podemos aportar un granito de arena a la salud del planeta.

2) No te manchas jamás. Esto es fabuloso. Incluso si la cosa se pone chunga y tardas más tiempo del que pensabas en poder cambiarte, la cosa nunca rebosa y empieza a mancharte. Sólo pasa si está mal colocada, lo que es muy muy raro.

3) Es bastante más fácil de usar de lo que parece. No requiere mucho más entrenamiento que los tampones.

4) Hay que cambiarla con mucha menos frecuencia, lo que la vuelve muy cómoda, especialmente en situaciones donde no te puedes cambiar todas las veces que querrías. Excepto el primer día, que normalmente manchas más, los demás días a mí me basta con vaciarla por la mañana y por la noche. Esto es una graaaaan ventaja, sobre todo si pasas el día fuera de casa: en la playa, de viaje, escalando... en lugar de convertirte en un radar humano buscador de baños públicos, puedes vivir tu vida.

5) Es razonablemente cómoda. Insisto: razonablemente. De esto hablaremos más en el capítulo de las desventajas.

6) Si te vas de viaje, no tienes que ir cargando con veinte millones de tampones y compresas por si te baja la regla, o gastarte un dineral en comprarlos en sitios precarios donde te los venden a precio de cocaína. Te llevas tu copa y punto.

7) Te la puedes poner en plan "por si acaso". Por ejemplo, el día que prevés que te va a bajar la regla, si eres muy puntual, o los últimos días, cuando apenas manchas. No es como el tampón, que en teoría es malo malísimo si ya manchas poquito y que por supuesto no puedes ponerte antes de tiempo. Esto también es muy cómodo. Si no te baja la regla o si ya has terminado del todo, la copa no te va a hacer ningún daño.

Y ahora vamos con las DESVENTAJAS

1) La comodidad es relativa. A ver: no deja de ser un cuerpo extraño más o menos grande metido en tu vagina. Yo la noto. Y no sólo la noto: me presiona la vejiga y me da ganas de mear. Los que me conozcáis en persona ya sabréis que tengo un problema con eso, así que ahora imaginadme con un cacharro ahí apretando. El baño y yo somos uno.

2) Los días de más flujo la lías parda cuando te cambias. A ver: es que entre que la pliegas, la sacas y la vacías, si hay mucha sangre pues se esparce a medias entre tus partes pudendas, tu mano y el váter, y aquello puede llegar a parecer la matanza de Texas. Luego tienes que limpiarte muy bien, para lo que recomiendo llevar toallitas y tal, y por supuesto tener un lavabo cerca: no ya por la copa sino por tu propia persona.

3) El tema del lavabo. A mí personalmente me parece un poco asqueroso lavar mi sangre menstrual en un lavabo ajeno. Yo sé que es sangre y ya está, pero si yo supiera que otra lo está haciendo en mi lavabo no me convencería mucho. Intento solventarlo cambiándome en mi casa siempre que es posible y lavándolo todo bien en los baños ajenos, aunque sea con jabón de manos. Aun así, ya os digo: me da un poco de repelús.

4) El tema de qué narices hago si no hay un lavabo cerca. Porque lo que dicen de lavarla con una botellita que puedas llevar en el bolso o, en casos límites, no lavarla, pues yo qué sé... tengo mis reservas. Sobre todo por lo que os decía: porque te manchas al quitarla y ponerla, y esto es una verdad como un templo o yo soy muy torpe.

Y esto es todo. El tema de la incomodidad igual se solucionaría con una más flexible o más blandita. La propia Pétalo probó una de estas características (patrocinada, por cierto... ejem ejem, fabricantes de copas: me ofrezco también a que me patrocinéis), y quizá me iría mejor, porque la Diva Cup es bastante rígida. En general, la verdad es que las ventajas son más numerosas e importantes que las desventajas, pero asumamos que la regla es lo peor de la vida y que ni todo el espidifén del mundo combinado con maravillosas copas menstruales de colores pastel te sacarán de ese embrollo. Al final siempre te encuentras observando cómo la sangre brillante y roja mana de tu cuerpo y preguntándote qué le pasa al útero con el gasto indiscriminado de recursos: ¿no sabe que hay crisis?

En fin. Y después de esta entrada tan pedagógica, me despido hopefully hasta mañana, que es viernes y que intentaré compensar con algo bonito, creativo y profundo.

35 comentarios:

  1. No te lo vas a creer, pero acabo de terminar una entrada en mi blog... TAMBIÉN sobre la regla. La he dejado programada para que se publique mañana, pero la he escrito antes de ver la tuya! jajaja, estas coincidencias rarunas de la blogoesfera son la leche! ;P

    ResponderEliminar
  2. La regla es el mal, no hay duda. Y a mí en realidad lo de las compresas o los tampones o las copas me resulta secundario, porque me duele tanto todo que en esos días sólo me arrastro por la vida cuando es estrictamente necesario y el resto del tiempo lo único que quiero es morir. En serio. ¡Jajaja!

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leido que la copita menstrual puede disminuir lo cólicos menstruales, además que te facilita mucho tu periodo, ojalá tengas oportunidad de probarlal!

      Eliminar
    2. A mi me dan cólicos cuando la uso :(

      Eliminar
  3. jajajaj tenía pendiente escribir un post sobre la copa hace... bufff, mucho, que estoy muy perezosa, totalmente de acuerdo contigo excepto que yo no la noto nada, nada, tan nada, nada que se me olvida que la llevo y... si, puede rebosar. es cuestión de tiempo....
    y eso que uso la talla grande, cosas de haberse reproducido ya.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marina!

    hace un tiempo que llegué a tu blog a través de una amiga que de vez en cuando también se deja caer por aquí... es la primera vez que escribo y mira, justo en un post así, dirás! jeje así que lo primero de todo, mis felicitaciones por tu blog, con el que más de una vez me siento más que identificada, sobre todo con temas como soledad, despertares... me gusta, me gusta mucho cómo escribes, lo que escribes...

    Nosotras somos tres amigas... la que nos hizo llegar a tu blog, otra amiga que también se deja caer de vez en cuando por aquí y yo, y el tema de la copa es bastante recurrente... sobre todo con posts como éste que también hemos tenido ocasión de leer en otros blogs... copa si? copa no? de momento estamos las tres en el no, y nos rendimos a la hegemonía de los tampones... pero creo que poco a poco nos vais convenciendo...

    De una manera u otra, la regla es un tostón y como tú misma dices muy bien en el post, algo malo tiene que ser cuando tenemos la sensación de que prácticamente las reglas se suporponen!!

    Habrá que darle una vuelta más al tema de la copa ;-)

    Sigue escribiendo así de bien y enhorabuena por tu blog!!

    N(II)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que la Copa es lo mejor que han inventado para las mujeres, no sólo me olvidó de que tengo la regla, sino que me olvidó de los dolores!!! Probarla!!!!

      Eliminar
  5. Pues yo, después de que mi primer contacto con la regla, fuera ver los trapos de algodón que se ponía mi madre y que luego mantenía en un cubo con lejía para lavarlos y reutilizarlos en la próxima regla, te aseguro que considero las compresas con alas una auténtica revolución. De arcaico, nada. El olor, pues sí, pero creo que es una nimiedad frente a la posibilidad de mancharte toda de sangre cada vez que te cambias la copita. Llámame antigua, pero yo, ni de los tampones...sea como sea, qué asco, sí, y que coñazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que te manchas al sacártela es una gran mentira, será la autora que es algo incapaz o aún no aprendió a usarla. Que paila que te de asco tu propia sangre y SI es muy arcaico no pensar en el daño que las toallas y tampones le hacen al ambiente.

      Eliminar
    2. Con la copa menstrual no te manchas a diferencia de los tampones, te explico porqué, la copita forma un leve vacío y esto no permite que salga flujo fuera de la copita, toda permanece dentro del cuerpo que la recolecta, también al retirar la copa lo haces suavemente jalándola de la terminación por lo que no te manchas, ojalá te animes a probar tu copa para que puedas comprobar esto, suerte :)

      Eliminar
  6. Mopi!

    Único remedio anti-regla:reproducirse y dar de mamar.

    Pues ya hace más de un año que no la veo, aunque en la cuarentena sangré por todas las reglas perdidas.

    Ya me contó la Pk lo de la copa y me parece genial, cuando me vuelva la regla me hago con una una sind duda. Me ha llegado mucho el tema económico y ecológico, ya que yo soy adorablemente arcaica y lo tampones me convencen cero.

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco la noto nada de nada, y bueno, en lo de mancharse...pues es un poco inevitable, pero la verdad es que no me mando tantísimo como tú dices, me mancho más al limpiarme que con la propia copa...

    Y precisamente los fabricantes de la copa meluna me han preguntado si conozco a mas bloggers que quieran ayudarles a promocionarse, quieres que les de tu correo?

    ResponderEliminar
  8. No he podido evitar acordarme de esta historia:

    Estaban Adán y Eva en el paraíso y la liaron parda con una manzana. Entonces aparece Dios y les dice:
    -¡Tú, Adán, pagarás lo que has hecho con el sudor de tu frente y tú, Eva, lo pagarás con sangre!
    A lo que Eva responde que no le parece muy equitativo el castigo.
    - Tranquila, podrás pagarlo en cómodos plazos...

    ResponderEliminar
  9. Hola Marina! Yo también soy copa-usuaria. Para mí ha sido una revolución!!!porque a mí los tampax me irritan y me salen infecciones SIEMPRE que los uso!!así que cuando empecé con la copa aluciné de que no me doliera, picara ni me saliera nada extraño.
    Yo no la noto para nada, pero uso Mooncup alomejor es por la marca. Prueba otras si sigue molestándote.
    El tema de los baños y la botellita yo no le veo el problema. Mira, te llevas la botella y unas toallitas y listo! con práctica ya no te manchas y cuando la sacas la enjuagas con la botellita, si por lo que sea, te manchas usas las toallitas y a la salida te lavas...Yo nunca he tenido ningún problema ni me he manchado.
    Un saludo!!
    Eve

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos por vuestras opiniones. Pétalo, ¡¡claro que me interesa!! Querría probar una copa más blandita, y si es gratis mejor que mejor :D

    Batalecotal, muy grande tu chiste.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Interesante, como poco.
    Se lo diré a mi hija por si le interesa. Una ya es una viejuna :)y no consume nada de esos artilugios pero, me he reído mucho con el blog. Es tal cual lo recuerdo yo.
    He de decir que mis matanzas de Texas eran terroríficas y que si hubiera habido algún artilugio así lo hubiera, por lo menos, probado.
    Regla, menstruación, estar en tus días, con el semáforo en rojo.....
    "Juventud divino tesoro"....

    ResponderEliminar
  12. He aprendido mucho sobre el tema, y debo confesar que yo era de los de "ah... vaya".

    Procuraré soltar a partir de ahora algo más solidarizante.



    Nos leemos!!!!

    ResponderEliminar
  13. Una revisión muy completa. Si alguna de vosotras está pensando en utilizarla pero no se anima por el alto desembolso inicial os dejo el link para el sorteo de una copa de una conocida marca alemana. Quizá la podáis gratis.
    //www.sorteamus.com/sorteo-la-copa-meluna-te-cambia-la-vida/100004275724169

    ResponderEliminar
  14. jolin, lo que me he reido!!! me he sentido totalmente identificada jajajaja, sobretodo con la matanza de texas,,,

    ResponderEliminar
  15. Me encantó tu artículo! Aparte de que me harte a reir me ha resultado muy útil. Estoy pensando en comprarmela, creo que lo haré, pero ya se los pros y los contras.

    Muchas gracias ^^

    ResponderEliminar
  16. llevo dos años utilizando la copa, y puedo asegurar que es la cosa mas comoda que he utilizado en la vida, a veces tengo que pensarmelo dos veces pasa saber si durante el mes ya me ha venido o no la dichosa regra, se lo aconsejo a todo el mundo. Y la que se preocupe por lo de que puede ser pringoso o que si te manchas y tal.... os dire que con el tiempo le vas cogiendo el punto y realmente, practicamente ni te manchas.

    ResponderEliminar
  17. llevo dos años utilizando la copa, y puedo asegurar que es la cosa mas comoda que he utilizado en la vida, a veces tengo que pensarmelo dos veces pasa saber si durante el mes ya me ha venido o no la dichosa regra, se lo aconsejo a todo el mundo. Y la que se preocupe por lo de que puede ser pringoso o que si te manchas y tal.... os dire que con el tiempo le vas cogiendo el punto y realmente, practicamente ni te manchas.

    ResponderEliminar
  18. llevo dos años utilizando la copa, y puedo asegurar que es la cosa mas comoda que he utilizado en la vida, a veces tengo que pensarmelo dos veces pasa saber si durante el mes ya me ha venido o no la dichosa regra, se lo aconsejo a todo el mundo. Y la que se preocupe por lo de que puede ser pringoso o que si te manchas y tal.... os dire que con el tiempo le vas cogiendo el punto y realmente, practicamente ni te manchas.

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado tu blog! Me he reído mucho con lo de la matanza de Texas, porque cuando me la quito en la ducha por las mañanas, de primeras la bañera se queda realmente com si hubiera habido una matanza!!!! jajajaja!!!! Respecto a lo de mancharse o lo de notarla, a mí no me pasa en absoluto! La verdad es que me olvido que tengo la regla durante todo el dia y cuando me la vacío, hago fuerza para sacarla pero no la doblo, y sale tal cual, y solo tengo que volcarla... (no se si me explico...). Quizá ese es el secreto para no mancharse... Realmente es un gran invento!!! Estoy encantadisima!

    ResponderEliminar
  20. He llegado a tu post por casualidad y me ha encantado tu forma desenfadada de escribir. Al principio pensaba que ibas a despotricar contra la copa menstrual, pero que va, todo explicado con franqueza y tal cual es.
    Yo estoy probándolas por primera vez, escogí la talla S de Lady cup y parece que bien aunque tengo la sensación de que quizás sea un pelín pequeña (?) ya que parece que puedo "moverla" mas adentro o tirando del rabito, y porque manché el primer día por la noche... O eso o me rebosó, o se aplastó, porque estando tumbada de lado... no debería rebosar. Ahora estoy aguantando las horas maximas sin cambiarla a ver cuando se llena y cuanto me "aguanta" los primeros días.

    En fin, felicidades por el post, leeré algunos otros a ver si son tan divertidos como este! Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. La copa menstrual es el mejor invento que hay, sobre todo en higiene, lo práctica que es, es muy cómoda y sobre todo nos ayuda a conservar al medio ambiente, ya que no vuelves a deshechar toallas (y tu dinero) a la basura. ¡Muchas gracias por el artículo!
    Aquí viene más información de las copas menstruales http://mcup.com.mx/web/info/

    ResponderEliminar
  22. Acabo de salir de mi ginecóloga donde le hice una consulta sobre la copa menstrual porque, sinceramente..es lo mejor que he podido decubrir! Solo la use un mes porque s la regla siguiente me han puesto un Diu y durante un mes solo puedo usar compresas (PUAJJJJJ) y la echo muchiiiisimo de menos estos días. El caso es que pregunte a la ginecologa sobre el uso de l copa con el DIU y...tachánnn, ni ella ni la enfermera han oido jamás de ella. Después de explicarles yo a ellas en qué consiste y aguantar las correspondientes caras de asco.... Me preguntan sobre la higiene de la copa, les comento como va el tema de lavarla con agua y jabon y esterilizarla entre periodo y periodo y me suelta... Que eso no es suficiente, que le eche lejia y la deje unos minutos cuando me toque vaciarla!!! :O pero si hasta hace dos minutos no sabias ni que existia como te pones a inventar sobre algo de lo que no te has informado en absoluto!!! Conclusión chicas, que si alguna usa diu y copa agradeceria que me contara su experiencia!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  23. uyyy... pues yo me alegro cada vez que me viene... diciendo !no estoy preñá! jajaj.. y mi novio ni te cuento... uso la copa desde hace 5 meses.. maravilla de la creación. Y al quitarla, si llevas cuidado de quitar el vacío y no hacerlo a la fuerza, no te manchas nada. La recomiendo 100%.

    ResponderEliminar
  24. Hola. Me acabo de comprar una copa. Es un MeLuna de la talla L. Elegí ese tamaño porque he tenido dos partos vaginales y para los días de mayor flujo menstrual uso tampones superplus porque el super tenía que cambiarlo cada poco. La he probado en cuanto la he tenido en casa, previa esterilización, claro. Al principio he notado como una especie de presión en la zona del útero, pero al poco ya no notaba que la llevaba. El ponerla me ha resultado bien sencillo. El sacarla un poco más complicado, con algo de susto por lo del vacío y eso, no fuera a ser que estirára y saliera algo más que la copa detrás (aisss!). La he probado sin regla, sólo para hacerme a ella un poco, y estoy esperando para probarla cuando llegue el momento X. Tengo dudas de si abré elegido el tamaño adecuado o si será demasiado grande, y también mi temor es que la copa, al ser algo rígida y estar abierta pueda viciar el cuello uterino y se quede abierto, sin musculatura, como las mujeres que han parido muchos hijos y tienen blandos los músculos de la pelvis y tienen pérdidas de orina. ¿Qué opinais? Alguna experta en el tema o algún testimonio sobre ello? Gracias igualmente! Ah! Y cuándo de casualidad descubrí la copa menstrual mirando por internet a mí sí me pareció la panacea y antes la tenía que haber descubierto!

    ResponderEliminar
  25. Pues a mi se me hace mas incomoda que los tampones, todo el dia estoy consciente de que esta el aparatito ahi, y nada, que me desconcentra. Ademas tambien se me hizo un poco caotica. Creo que simplemente no es para mi, de por si los tampones unicamente los uso cuando voy a usar ropa infima o para nadar. Ya que la sola idea de tener dentro de mi cuerpo algo que el mismo expulso hace horas, pues nada, no se me hace. Y no tengo ñañaras con la sangre. Pero creo que cuando el cuerpo dice fuera, es fuera!. Sin duda para las mujeres que se acomodan a ella es ina maravilla. Lo iportante es que está la alternativa.

    ResponderEliminar
  26. Primero: excelente post, hay muy pocos que hablan de la desventajas, siempre la ponen SOLO como el invento del siglo y la verdad eso depende de cada cual.

    Segundo: excelente post!! (xd jeje) me cambio la vida la verdad, me manché ENTERA :( la primera vez que la intente usar pero le di el beneficio de la duda por otros dos ciclos y ahora a casi un año de usarla me encuentro muy contenta sin manchas excepto cuando trato de apresurarme mucho pero eso es por mi torpeza innata.
    Menos mal que la sientes así no soy un bicho raro!! en un principio antes de decidirme a comprarla busqué mucho y casi nadie la sentía, a mi me hace un poco de presión pero solo se siente ligeramente y no es muy incomodo.
    Y pues nunca e usado tampon... soy algo dramática y me daba miedo el sst :/ ademas que mi madre no quería que usara y ella manda porque me da miedo (broma, pero la mayoría de las veces ella ponía el dinero y tenia que hacerle caso u.u) supongo que ella es arcaica y yo demasiado miedosa.

    Eso es todo lo que tengo que decir y repito excelente post. escribes muy bien y de forma muy ligera :D

    ResponderEliminar
  27. Yo tengo un problema, me duele al sacarla y no se si me estpy haciendo incluso alguna herida,no se si es por el rabillo que sobresale o prque se me dilata mucho lo que viene siendo el coño al sacarla , ¿A alguien le ha pasado?,¿ como puedo evitarlo ?

    ResponderEliminar
  28. El rabito lo puedes cortar a la medida que te vaya bien (mejor no lo hagas con la copa puesta). Para llevarla cómoda, a mi me va bien introducirla un poco más, es decir, que no quede a ras de braga... Pero también es verdad que a medida que la introduzco noto una presión horrorosa en la zona de los ovarios, como en los peores días de gases... La compré hace más de 3 años y tiré la caja así que no se que talla llevo (quizá me vendría bien una talla más pequeña) y no sé si desde entonces han mejorado porque creo que la mía es muy rígida y tiene unos pequeños agujeros en la parte de arriba, pero son muy pocos y el efecto vacío es exagerado, cuando la saco hace GFLOP! quizá podría agujerearla más, alguien me puede aconsejar sobre como aliviar la presión?? También soy muy amiga de las infusiones, tengo entendido la la salvia y la hoja de frambueso van muy bien junto con el hinojo, la manzanilla y el anís estrellado para aliviar los gases... Si alguien sabe más o alguna combinación... Aunque cuando uso la copa, necesito cosas más fuertes !

    ResponderEliminar
  29. Yo compré la diva cup pero es tan rígida que me da cólicos. Alguna que me recomiendes que sea suave?

    ResponderEliminar