massobreloslunes: Vida de una coja

martes, 12 de febrero de 2013

Vida de una coja

Acaba de terminar el quinto día de mi convalecencia esguincera, y el sentimiento que me inunda de forma más potente es el de un Gran Perezón. Todo es TAN cansado. Todo cuesta el triple. Vestirse, hacer la cama, ducharse, ir al baño, cocinar, desplazarse. Por no hablar de las subidas y bajadas de las Escaleras del Averno.

Evaluemos la situación.

Adecuación a las instrucciones médicas: regulera. Ayer fui por fin capaz de pincharme el Clexane que me habían dado en urgencias, y he de decir que inyectarse a uno mismo da una grima suprema. Me hice un moratón gigante, por torpe, y me dolió un montón. Lo del pie en alto va muy regular. Demasiada deambulación, me temo; como resultado, la base de mis dedos está gris. Pero es que la inmovilidad me aberra. Quizá sea mejor tardar un poco más en curarme el pie y mantener la salud mental.

Adquisición de nuevas habilidades: óptima. Tengo la pierna derecha como un cable de acero a causa del frecuente desplazamiento monópedo. Las muletas van bien, gracias a mi poderoso tren superior de escaladora. El problema es llevar objetos, especialmente líquidos. No puedo dar saltitos con líquidos en la mano, así que me desplazo con mi pierna hábil a lo James Brown mientras sujeto la taza en una mano y las gatas me miran, anonadadas. Lo de subir y bajar los cinco pisos con muletas para que me dé el aire tiene mucho mérito, pero es que si no me empieza a entrar síndrome Ana Frank y me pongo violenta.

Aprovechamiento del reposo: razonable. Tonteo mucho por los mundos virtuales. Aun así, hoy he terminado la increíble y maravillosa Guía Práctica para Evitar al Psicólogo, que podréis obtener por el módico precio de gratis siguiendo las instrucciones que aparecen aquí. Ha sido guay escribir tanto. Me ha hecho sentir merecedora de pertenecer a la especie humana, a pesar de mi invalidez. Cuando escribo soy poderosa. Soy SuperMarina y me dan igual la vida, los esguinces, la proximidad de San Valentín y todo.

Proximidad de San Valentín, por cierto: la tolero. Tengo un plan para el jueves que incluye a una lectora que es amor, la promesa de molletes y quizá una caña en algún bar en diez metros a la redonda. De hecho, hoy he rechazado otro plan propuesto por un Galante Admirador o GA (¿le vale como seudónimo, señor M.?) que se había ofrecido para quedar el jueves y ayudarme a sobrellevar SV sin defenestrarme.

Más sobre los maromos: estoy en trámites de gestionar una ingesta de alcohol programada con ChMM, en línea con el compromiso con la honestidad del que hablaba ayer. Más detalles en tiempo real vía Twitter.

Y poco más. He llamado a un paciente para explicarle lo del esguince y casi le hago una entrevista clínica completa por teléfono, en pleno síndrome de abstinencia laboral. Si alguien queda conmigo estos días y le pregunto si él o alguien de su familia ha sido visto alguna vez en Salud Mental, por favor, que me disculpe: es la costumbre.

De todo se aprende, gente. Hasta de la cojera temporal. Aun así, espero que el traumatólogo me dé buenas noticias el viernes y reincorporarme al mundo deambulante. Por otra parte, si la enfermedad me sirve como excusa para la mencionada ingesta programada de alcohol con ChMM, ni tan mal.

Gracias a todos los lectores amorosos que se han interesado por mí y me han dado cariño y consejitos. Gracias a la gente que intenta convencerme de que inspiro amor en lugar de celivibraciones. Si yo no es por ser negativa: mi celivifrecuencia es una pura cuestión objetiva y observable. Gracias también a los lectores amordio (a saber: LauraBQA y KHaL Yeleytr), porque mi ambivalencia hacia vosotros, vuestros pintaúñas caros y vuestras correcciones prematuras de mis ebooks os hacen aún más adorables. Que sepáis todos, y muy especialmente GA, que no contesto los comentarios últimamente porque el Firefox no me deja (verídico) y cambiar al Safari me da perezón. Pero me esforzaré más. Creo. Y a los mails contesto siempre. O casi.

Os quiero, chicos. El día que muera Internet muero yo con él. Todavía no entiendo bien cómo sobrevivió Ana Frank sin perder la olla.

PD: Estado de la mar: marejadilla.

13 comentarios:

  1. ¡Ánimo pero deja descansar esa pierna, mujer!
    En alto no bombea tanto y se sobrelleva mejor y no se suele poner como una sandía de grande ;)

    Algún día espero ver que dejas de preocuparte por el día de SV y si estás con alguien o no. Es un día más, no hay que darle tanta importancia. Es para celebrarlo cuando estás con alguien si te da la gana pero no para sufrir si no tienes pareja.
    Por otro lado, ¿aún dudas de que eres amor? En fin, hay ocasiones en las que el amor se ausenta por temporadas largas pero luego recompensa (lo he visto con mis propios ojos porque le pasó a una amiga, jajajaja). Aunque mira tú a quién se lo digo, como psicóloga seguro que me lees y piensas "bah, ¡yo lo haría aún mejor!" ;)

    Ahora a cuidarte el pie y recibir y dar mimos a las mininas :')

    ¡Esperamos noticias sobre ChMM!
    :********************!!
    G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero verlo xDDD Generaciones y generaciones de lectores hablarán de aquella era en la que Marina tenía pareja en SV, y esperarán expectantes el retorno del ammor.

      Besines.

      Eliminar
  2. Oh, Yeah, mola ese seudónimo. Pero en el fondo todo era un plan maquiavélico –fallido- para no pasar YO el San Valentín solo…xD
    Lo de que con Firefox no se puede comentar no se lo cree nadie, en cualquier caso usa Chrome, es mucho más rápido y está todo mejor integrado.
    Un abrazo.

    Pd: Me ha hecho muchísima gracia lo de postear en Twitter las noticias de tu maromo…xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver: no es que no me deje, es que no guarda los datos de mi cuenta Google y no me deja introducirlos de nuevo. Verídico. Siento lo de tu plan fallido. ¿Quieres venir con nosotras a comer molletes? Estás invitado.

      Al final tampoco he posteado tanto en Twitter. Soy el Mal a Tiempo Real.

      Besitos.

      Eliminar
  3. Mi vena cotilla me susurra en la oreja uqe me abara cuenta en Twitter pero... ¡Resistiré hasta el fiiiiiiin!.

    Se me mejore.

    Txabi

    ResponderEliminar
  4. ¡Dios qué dedicos madre!.

    Txabi again.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están harto grises. Contrasta con el rojo de las uñas. Gracias y aguanta lo de twitter: te lo comento vía mail, si quieres ;) Aunque ya sabes que la presteza respondedora no es uno de mis atributos.

      Besos.

      Eliminar
  5. ¡Jajaja! Me ha hecho mucha gracia lo de Anna Frank. En realidad todo el post es gracioso :)

    Te mando mucha energía positiva para el viernes en el traumatólogo! (y mañana es 15 de febrero... sí, sí, recuerda, 15!) ;)

    :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Y me encanta la negación como estrategia. Besotes.

      Eliminar
  6. Mala pata que tienes Marina!
    Unos dias pasar por los "Lunes" y me encuentro a la "Super Psico-Climbing girl" lesionada.
    Una vez leídos los post veo que no lo llevas tant mal... podria ser peor...¿eh?
    La práctica habitual de deporte comporta que el riesgo estadístico de lesión augmente y más aún cuando más vas mejorando en tu nivel más augmenta el riesgo de lesión porquè "apuramos" más en todo aunque estemos más preparados tanto a nivel físico como técnico.
    El mes de octubre en una marcha de montaña de 22km me hice un esguince en el km 20 parecido al tuyo (de esos que oyes un CRACK yte aparece una pelota en el tobillo que va augmentando de tamaño a medida que se va poniendo de color azul). Pues nada aproveché para leer mucho (y confieso que también desenpolvé la consola de videojuegos). Te recomeinedo que una vez te liberen de la inmobilización empieces ejercicios de movilización del tobillo y ten por seguro que la lesión va a doler durante mucho tiempo y que puede que sientas el tobilllo inestable durante un buen tiempo. No te quiero desanimar, piensa que no hay mal que por bien no venga. Con las muletas vas a reforzar tus brazos y otros músculos del tronco superior con tarbajo extra cada dia, y que el tobillo no te impide que te curres unas dominadas o unos jalones o unos ejercicios de bíceps y tríceps...
    Te han caido unos días de relax laboral forzoso...
    Siendo como eres seguro que los aprovechas bien!!
    ¿Por cierto te llegó un email que te mandé con info de Boulder (Colorado)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooo lo sé :(

      Gracias por el consuelo, y tienes razón en que hay que seguir currando y aprovechar el tiempo.

      El mail no me ha llegado, ¿me lo reenvías? ¿A qué dirección lo mandaste?

      Besos y gracias.

      Eliminar
    2. Pues a massobreloslunes@gmail.com. He hecho un reenvio!

      Eliminar
  7. Piensa que eres la mejor escritora coja y rubia del mundo.

    ResponderEliminar