massobreloslunes: Optimismo

lunes, 15 de enero de 2007

Optimismo

Tenemos una media de vida de ochenta y siete años (las mujeres españolas), de los cuales vamos a estar estudiando o trabajando unos sesenta y cinco. Cada año tiene 52 semanas con cinco días laborales cada uno.
65x52=3380
3380x5=16900
Le quitamos tres meses de vacaciones durante los primeros 23 años:
23x90=2070; 16900-2070=14830.
Y un mes, con suerte, durante el resto.
42x30=1260; 14830-1260=13570.

Esto quiere decir que tenemos que madrugar 13570 veces en nuestras vidas. 13570 horribles momentos en los que tienes que hacer acopio de toda la fuerza de voluntad que te queda en el cuerpo y levantarte. 13570 cafés engullidos a toda prisa mientras nos preguntamos cuándo demonios va a salir el sol.
Anima, ¿eh?
Otro dato interesante que se desprende de estos cálculos es que, si tienes más de 23 años o te has puesto a trabajar, has tenido más vacaciones hasta ahora que las que te quedan durante el resto de tu vida.
En fin. Que tengáis una buena semana ;)

5 comentarios:

  1. Depende de cómo te levantes, de con quien, de...
    Yo personalmente ya solo, me levanto como unas castañuelas.
    Acompañado... no digamos. Otra cosa es que salga de la cama.
    No lo digo por venderme, ni por epatar, ni porque sea un cursi de esos marranos que meten la mano entre los garbanzos del mercado o tiran piedras en el canal para que salten, chuos chuas chuus.

    ResponderEliminar
  2. Caray... pues muchas gracias!
    La verdad es que es inhumano el ritmo de vida que llevamos, y en definitiva es así, de casa al curro y vice-versa!
    Deberías de haber añadido en tu minuciosa lista la probabilidad de acertar un quinielón o una primitiva para no volver a dar palo al agua.
    Y dicen que el trabajo dignifica... quién fue semejante farsante?
    En fin, me voy al catre, que mañana a madrugar toca!!
    Saludos... y happy mondays!

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo que, cuando iba a terminar COU, y me pasaba el día tirado sin hacer nada, mi hermana no paraba de gritarme que hiciese algo que ese iba a ser el último verano comodiosmanda de mi vida...

    No le hice caso pero desde entonces sigo disfrutando con esos días de Hoy Voy A Hacer Nada. Y oiga, pasé los 23, y trabajando!

    ResponderEliminar
  4. Odio madrugar.
    Mmm... no. Odio el momento de levantarme por obligación, aunque no sea especialmente temprano.

    (Estos días me levanto a las 8'30 y sé que no es muy pronto, pero... está medio oscuro, nublado y hace frío!! Y no quiero salir de la cama!!)
    Pero en realidad no me angustian esas estadísticas. Mi objetivo es disfrutar con lo que hago en mi trabajo y... tener todas las vacaciones que pueda! :P

    ResponderEliminar