massobreloslunes: Implacable amor materno

martes, 18 de diciembre de 2007

Implacable amor materno

Ayer me llamó mi madre unas cuantas veces para ver cómo estaba.
- Pitu, ¿quieres que vaya a cuidarte?
- (sonido ininteligible).
- Bueno, si mañana sigues malita voy para allá.

Obviamente, esta mañana me encontraba mucho mejor.
- Pitu, ¿voy para allá?
- No, mami, de verdad, estoy mejor. No merece la pena que vengas ahora.

Dos horas después.
- Pitu, estoy en Granada.
- ¡Pero si ya no tengo fiebre!¡Si me encuentro bien!
- Voy para tu casa. Y te he traído sopa.

Si una madre se propone cuidarte, no intentes oponerte. Tendré que ponerme otra vez el pijama y concentrarme en subir la fiebre para que no piense que ha hecho el viaje en balde.

(Adorable mamá...)

2 comentarios:

  1. Y lo contenta que estarás, ¿qué?.
    Así que "Pitu", ¿eh?.
    Jijiji!
    Salud/OS!

    ResponderEliminar
  2. Caldito materno casero, y sólo de verduritas (con lo que cuesta amaestrar a las mamis para que quiten el pollo)?
    Qué suertuda!

    ResponderEliminar