massobreloslunes

viernes, 7 de marzo de 2008

Hola a todos:

Después de un año y medio juntos, J. y yo hemos decidido seguir cada uno por nuestro lado en esta cosa llamada vida.

No estaba muy convencida de publicar este post, pero este blog trata de mí, y a mí ésta es una de las cosas más importantes que me han pasado últimamente. Y prefiero contarlo así, tal y como ha ocurrido, a andar soltando indirectas o dejarlo simplemente pasar. J. ha sido muy importante para mí durante los últimos años, como sabéis los que me leéis desde hace tiempo, y se merece su propio post de despedida en lugar de licuarse poco a poco en el limbo de la actualización.

De momento, prefiero no contar mucho más. Ni razones, ni culpas; ni siquiera mis sentimientos respecto a algo tan raro como es resignarse a perder a alguien a quien has querido. Mejor ser aburrida que bocazas.

Una vez hecho este inciso, volvemos a la programación original.

8 comentarios:

  1. bueno, mopi wapa, para lo que quieras tienes mi número, y si vienes por Málaga pégame un toquecillo.

    besos

    elsachi

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya! Lo siento, niña, siempre es un mal trago romper con alguien con quien has convivido, sea cual sea la razón. Mira hacia el futuro, que áún no está escrito, y escríbelo de la forma que tú sabes.

    ResponderEliminar
  3. Yo no diré que lo siento... solo diré que si era lo mejor que podíais hacer, pues adelante.
    Ni un paso atrás ni para tomar impulso.
    La vida es así...
    El destino tendrá para ti otros planes reservados.
    Ánimo y trata de buscar la sonrisa!
    Salud/OS!

    ResponderEliminar
  4. ...ahora no vale interpretar cualquier chorrada que te diga como un lanzamiento de tejos.

    En serio, lo siento porque tengo muy reciente lo que es y aunque sea lo mejor, lo correcto, lo sensato, jode.

    "olvidar quince mil encantos
    es mucha sensatez
    y no se si sere sensato
    lo que se es que me cuesta un rato
    hacer cosas sin querer"

    Es una cursilada de mecano, pero joer qué razón tiene.
    Un abracico, linda.

    ResponderEliminar
  5. PUf, ¿qué se dice en estos momentos? Cuando Joan me dejó, no habían palabras que me consolaran, así que de la experiencia solo he aprendido que si necesitas una oreja que te escuche y un hombro sobre el que llorar y desahogarte, aquí me tienes para lo que haga falta.

    Un besote, wapa!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todos. Sois un primor, como se dice en Graná. De momento estoy bien... ha sido una ruptura de mutuo acuerdo, amigable, resignada. Simplemente se nos ha acabado el amor. O puede que el amor no, porque amor siempre queda, sino la ilusión, las ganas de viajar los fins de semana para vernos aunque fuera una noche, la sonrisa de alegría al ver el nombre del otro en la pantalla del móvil, la admiración y la conciencia de la suerte de andar juntos por la calle. Todo eso se ha ido y no nos preguntéis dónde. Pero bueno. Podría haber sido peor.
    Gracias a todos por vuestro apoyo y un abrazo grande, grande.

    ResponderEliminar
  7. Oh!
    eres una gran mujer por ser tan valiente, tanto el post como tu último comentario merecen formar parte del gran libro de las relaciones, hay que ser muy grande para reconocer los finales con lo que duelen.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Nada que añadir. Lo siento, las rupturas siempre son duras...

    ResponderEliminar