massobreloslunes: Mala salud de hierro

martes, 15 de abril de 2008

Mala salud de hierro

La buena noticia es que mi cara está mejor.

La mala es que el resto de mi cuerpo se deteriora a toda velocidad.

Empezó con la clásica sequedad labial, pequeños eczemas en los brazos y un extraño sarpullido en el dorso de la mano. Ahora llevo un par de semanas más cansada de lo habitual. Me duelen las articulaciones y los músculos, me agoto bailando danza del vientre (que mola, pero es el típico ejercicio que hacemos las mujeres que no hacemos deporte, así que no es para cansarse tanto) y no tengo fuerzas ni para bajar andando de la facultad. Pensaba que sería astenia primaveral, hasta que recordé un simpático fragmento del prospecto del Isdibén en el que explicaba que un efecto frecuente del medicamento es el dolor muscular y articular. Genial. Así que esta mañana, mientras desayunaba, he estado leyendo el prospecto entero. Mala idea.

A las nueve de la mañana pensaba que estaban atacándome juntos todos los efectos secundarios de las pastillas. Total, si formo parte del 10% al que no le hace efecto una sola tanda, ¿por qué no iba yo a ser esa 1 de cada 10000 que desarrolla artritis?
A las diez he empezado a mirarme obsesivamente al espejo para ver si me estaba poniendo amarilla por la hepatitis.
A las once y media he llamado a mi profesora de danza del vientre para decirle que no voy a ir más a los ensayos hasta que no vea al médico.
A las dos he añadido la psoriasis a mi lista de posibles enfermedades. Una mala piel es una mala piel.
A las cinco tenía las manos heladas y he empezado a pensar en problemas circulatorios y minitrombos.
A las seis le he preguntado a Funes si realmente tenía las manos heladas, para descartar trastornos neurológicos.
A las ocho estaba helada tras media hora frente al calefactor y tenía unas décimas de fiebre, así que he pensado en gripe.
Mientras escribía este post, he decidido incluir también el lupus. Por si acaso.

Sin embargo, y aún a riesgo de pecar de frívola, creo que lo que más miedo me da es que el dermatólogo me retire el tratamiento.

Edito para decir que me he tomado un neobrufén y me he puesto estupendamente. Igual no es lupus.

6 comentarios:

  1. Como esto parece que sí que va de contar la vida de cada uno, con su permiso empiezo: Con esto del retinol, lo que uno tiene que cuidar es lo de beber mucho líquido y protegerse mucho del sol. Y la cara también, con lo que sea necesario. Y más en Granada que tanto atrae.
    Y para la energía, nada como la jalea real y rollos de esos. Un día, la última vez que lo probé, miré el reloj cuando estaba trabajando y eran las once de la noche. Lo que nadie te dice es que al ponerte como una moto te pueden dar las mil sin cansarte. Y es más barato que otro tipo de drogas ilegales.

    ResponderEliminar
  2. Anda que no soy yo hipocondriaco ni nada... lo que me faltaba p'al body!!
    Si un medicamento te provoca esos efectos secundarios, déjalo rápido. A veces es peor el remedio que la enfermedad.
    Salud/OS!
    PD: Y "ponete" buena!!
    :)

    ResponderEliminar
  3. Mira Marina que como tengas todo eso yo no se si te dejo pasarme un test ¿eh?

    Es broma, mucho ánimo y gracias por defendernos en el blog. Hasta la próxima semana o película en el Hollywood ;)

    ResponderEliminar
  4. Qué sorpresa hombre verde, le encuentro últimamente por los rincones más insospechados. Es cierto que el mundo es un pañuelo.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Neikos, ¡lo mismo digo! Tercer espacio que compartimos y todavía sin habernos tomado una caña, esto no puede ser...

    ResponderEliminar
  6. El mundo es un pañuelito... Ning1, tranquilo, que de todo lo que he mencionado, creo que lo único contagioso es la gripe, y hoy la tengo casi descartada. Así que de los cuestionarios no te libra nadie ;)
    Neikos... pues yo que sé, ayer me tomé una ampolla (jijiji) de jalea real y ginseng y mal no me sentó, así que igual funciona. En cualquier caso, mañana voy al dermatólogo a contarle mis penas y me haré un análisis de sangre ya de paso. Así que ya os contaré.

    Abracitos.

    ResponderEliminar