massobreloslunes: Ya estoy aquí

miércoles, 16 de julio de 2008

Ya estoy aquí

Buenas a todos.
Ya he vuelto de Italia y estoy un poco de bajón. Ha sido un viaje maravilloso, con romance italiano incluido del que os hablaré en breve (nota: no a los tópicos antes de tiempo sobre los italianos, por favor).
Ahora estoy triste. Aquí no están mis amigas, nadie habla italiano, no hay bicis de paseo ni te despierta el frutero cantando "I pomodori per la salsa". Me siento como cuando era pequeña y volvía de los campamentos y, de repente, la soledad que había echado a ratos de menos se me hacía enorme.
En fin, que estoy un poco alucinada por la falta de sueño (apenas he dormido en tres días, entre el mencionado romance y el tren nocturno), pero quería dar señales de vida y agradecer los comentarios que me habéis dejado. Es tierno lo mucho que habéis tardado algunos (no miro a nadie) en enteraros de cómo iba lo de los posts programados.
Mañana sigo, entonces. Buenas noches y un beso grande.

4 comentarios:

  1. buenas noches y coge fuerzas que nos lo tienes que contar toooooooodoooooooo
    romance?? arf, arf, arf, arf... babeo como un perrito :)

    ResponderEliminar
  2. Seguro que este es otro mensaje automático...
    Jijiji... que noºoºoºo...!!
    Sea usted bienvenida de nuevo a la españa cañí!!
    Salutti per tutti...

    ResponderEliminar
  3. Algunos inútiles (y me refiero a mí, aunque tú no mires a nadie) no conocen eso de los msg. programados. ¡Qué avances nos proporciona la tecnología! Y yo, que me dedico a eso, sin saberlo... ¡qué vergüenza!

    Por cierto, ¿os habéis preguntado alguna vez los que sois jóvenes qué sería de vosotros sin Internet ni móviles, ni Informática? Si ahora os quedárais sin estos inventos, seríais unos pobres desgraciados, escribiendo cuartillas y cuartillas para comunicaros, esperando que el correo fuera puntual (hasta lo esperaríais en la puerta por si llegara la carta deseada), haciendo cola en las cabinas de teléfono trucadas, montando vuestro propio laboratorio fotográfico para abaratar el coste de las copias... en fin, cómo ha cambiado la cosa en pocos años.

    Y, creedme, a pesar de los avances, lo de la informática que soporta todos esos inventos sigue siendo un oficio y falla más que una escopeta de feria de pueblo chico.

    Pero ya no sabríamos vivir sin ella... ¡triste dependencia!

    Bueno, Marina, todo esto apenas tiene que ver con tu entrada. Me alegro de que lo pasaras bien por tierras italianas, con italiano incluido.

    Un abrazo,

    Miguel

    ResponderEliminar
  4. Yo soy otra que recelaba de los post programados... Así mejor, contigo in Spain :)

    ResponderEliminar