massobreloslunes: Las musas son los padres

domingo, 22 de agosto de 2010

Las musas son los padres

A veces no entiendo la ambivalencia de la escritura. ¿Por qué me cuesta tanto trabajo, si luego me gusta? ¿Por qué me gusta, si me cuesta tanto trabajo? ¿Por qué sólo me pongo a escribir cuando estoy demasiado cansada para escribir bien? Resulta que es lo que más me cuesta trabajo encajar en mi vida. Puedo levantarme a las seis y media a meditar, puedo ir a nadar después del trabajo y puedo fregar los platos con una frecuencia suficiente para que no se me acumulen. Pero no puedo escribir con continuidad ni con disciplina.

Hay quien cree que cinco años de blog son algo parecido a la continuidad y a la disciplina, pero en realidad no. El blog es más bien como inevitable. Es un testimonio: ésta soy yo, esto es vivir para mí, ésta es mi vida. Cuando no escribo en el blog es como si perdiera la entidad, como si la colección de momentos de los que se compone mi vida se me escapara por un sumidero y se perdiera para siempre en el olvido. Con el blog me creo que soy una persona íntegra, que hay una estructura más allá de esos momentos fugaces y que esta estructura cambia pero también perdura de una manera tranquilizadora.

Pero no es escribir con disciplina, porque normalmente escribo por actualizar, por no dejar demasiados días la misma entrada colgando al principio del blog. Porque sé que da coraje y me debo a mis lectores, aunque sean pocos. Así que me siento aquí, agarro la primera idea que se me pasa por la cabeza y desvarío. Intentando juntar frases con toda la verdad y la belleza de la que soy capaz, como decía Grace Paley. Eso sí. Pero con poca disciplina. Con poco esfuerzo.

Y acabo publicando basura metaliteraria para no dejar colgando demasiado tiempo un texto que, en realidad, me deprime profundamente.

Hoy no estoy de muy buen humor, la verdad.

5 comentarios:

  1. Da igual. Eres buena, nena, muy buena.

    ResponderEliminar
  2. Sí que eres buena, de eso damos fe todos los que te seguimos.

    Personalmente no me fascinan tanto estas instrospecciones como cuando cuentas las cosas que te pasan, porque tienes mucho arte para contarlas/filtrarlas.

    Te dejo con un articulillo que escribí hace pocos días a ver si te sirve de algo:
    http://alexhernandez.es/2010/08/03/sacar-tiempo/

    ResponderEliminar
  3. K., gracias. (L) (L), todo el día.

    Dequesí, me ha gustado mucho tu artículo. Creo que la idea es buena, así que a ver si la pongo en práctica, aunque sea sólo durante un tiempo. Porque si no, como bien dices, acabamos siempre priorizando lo urgente y poniendo a la escritura en segundo lugar.

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Bien, Marina. Sigo siguiéndote, aunque no siempre comente algo.

    A los que escribimos algo nos suele suceder: la maldita disciplina. No sé cuánto tiempo llevo tratando de terminar un cuento que empecé hace más de un año... me discipliné este verano, pero me duró poco.

    Con el bloc, en cambio, quizá porque es más fácil escribir 400 palabras que 80.000, sí me disciplino y publico regularmente una vez a la semana. Más o menos.

    Un abrazo, niña.

    Miguel

    P.D.: Me encantó conocerte en persona.

    ResponderEliminar
  5. Proponerte disciplina y constancia en algo que te gusta, que es parte importante de
    tu vida, que aunque quisieras no podrías dejarlo, que te ayuda que momentos difíciles....y mil cosas más; me parece un contrasentido. No se trata de una obligación, no le debes nada a tus lectores, por lo menos,no eso.Quizás les debas mucho más. Quizás les debas que cuándo te pongas a escribir saques lo mejor de tí,
    porque te sale del alma,poque te apetece, porque tines necesidad de compartir algo o de aclarar tus ideas.....No conviertas este blog en una obligación, perdería su frescura, su expontaneidad, lo mejor que puede salir de tí misma cuándo no lo planeas. Escribe cuando te apetezca, cuando sientas la necesidad, NO IMPORTA EL TIEMPO QUE PASE. No eres una columnista que tiene que entregar su trabajo puntualmente. Tienes el privilegio de no teber un jefe que te presione. Disfruta de tu blog y piensa principalmente en tí, no en los que lo van a leer. De esa manera podrán descubrir lo mejor de tí.
    Te lo dice alguien que se ha pasado casi toda su vida haciendo las cuando creía que tenía que hacerlas y que por fín se está dejando llevar por la vida,lo que siente en cada momento por disfrutarlo .No tiene color.Hay una diferencia abismal entre algo hecho siguiendo el impulso del momento, o eso mimo llevándolo a cabo porque piensas que deberías hacerlo YA.
    Marina tines un DON, sácale el máximo partido simplemente dejándote fluir y disfrándolo. He dicho. Alguien que te quiere más de lo que tú piensas. LU.

    ResponderEliminar