massobreloslunes: 16. La vida al torro

jueves, 28 de julio de 2011

16. La vida al torro

En escalada hay dos formas de trepar: de primero y al top-rope (en adelante, "torro", porque estamos en Cádiz y aquí se pronuncia así. Hale).

Si tú vas de primero, tienes que ir asegurándote a medida que subes, colocando tus cintas y tu cuerda en las chapas que ya están puestas en la vía. Si vas al torro, la cuerda está colgada de la reunión (la chapa o chapas de arriba del todo) y estás asegurado desde arriba.

Toda esta explicación tiene un sentido, lo juro. Paciencia.

El tema de ir de primero o de ir al torro no tiene que ver con lo que escales o cómo lo hagas. Los pasos son los mismos y la vía es igual. Es un tema puramente de coco y tiene que ver con lo dura que va a ser la caída (o el "vuelo"). Al torro, de hecho, no te caes; te quedas colgado más o menos en el mismo punto donde estabas. De primero te caes/vuelas hasta la última chapa que hayas colocado. Así que cuando vas de primero, la pregunta fundamental no es "¿cómo subo?", sino "¿cuánto daño voy a hacerme si me caigo?". Al torro no tienes ese problema. Vas seguro y tranquilo, te puedes hasta colgar a descansar en un momento dado.

Pienso en las dos formas de escalar y me parece que es un poco como la vida (hale, comparaciones por la cara). Se puede vivir al torro: asegurado, confortable, sin caerse nunca más allá de donde pusiste el último pie. Y se puede vivir de primero, atreviéndote a avanzar un poco a partir del último seguro, arriesgándote a perder pie y a acabar más bajo de lo que empezaste.

En eso pienso cuando me preguntas, risueño, qué podemos perder. Volar un poco, claro. Darnos un susto. Todo depende de dónde hayamos colocado la última cinta. Y yo, la verdad, pienso que escalar de verdad es ir de primero. Vivir de verdad no es vivir al torro. Por eso, desde aquí te digo que paso de que me aseguren desde la reunión, y que aunque no sé muy bien dónde hemos puesto la última cinta, estoy más que dispuesta a pegarme el vuelo.

1 comentario: