massobreloslunes: 15. El mal capilar 2'5: Cortar o no cortar (that is the question)

miércoles, 27 de julio de 2011

15. El mal capilar 2'5: Cortar o no cortar (that is the question)

Hola, queriditos:

Ya os habréis dado cuenta de que llevo sin deleitaros con post sobre mis aventuras en la peluquería desde Enero. Es más o menos el tiempo que hace que no me corto el pelo. Después de un año de "quiero llevar el pelo corto porque yo lo valgo y porque a J. le gustaba mi melena así que ahora que se joda", echo de menos mi pelazo rubio. Echo de menos tardar tres horas en secármelo, tener que echarme sérum en las puntas y dejarlo colgar esplendoroso por mi espalda.

Así que ahora estoy atravesando una época dura: la época de dejarte crecer el pelo.

Mi plan era aguantar con el corte de Enero hasta que tuviera la longitud suficiente para darle forma y que siguiera estando largo. El tema es que no sé si a vosotros os pasa, pero yo tan pronto estoy feliz como una perdiz con mi melena como me da una enorme paranoia y no puedo soportar un día más sin cortarme. Empiezo a sentir cómo mis puntas se abren, mi keratina se degenera, mi melena se abomba y me empiezo a parecer a Melanie Griffith en los ochenta.

Así que ahora tengo una disyuntiva mortal sobre si ir o no a la peluquería. ¿Por qué? Pues porque de todas las frases que no entienden las peluqueras malignas de este mundo, la más universal es, sin duda, la siguiente:

"De largo córtame MUY poco".

No importa cuánto subrayes la palabra "muy". No importa cómo de juntos coloques los deditos para expresar lo corta que debe ser la longitud. Ellas te quitarán un cacho gigante, que en jerga peluqueril se conoce eufemísticamente como "dos dedos". Porque, amigas, las peluqueras del mundo tienen una misión:

SANEAR PUNTAS.

No importa que el pelo, de por sí, sean células muertas que ni sienten ni padecen. Ellas quieren saneártelo. Quieren que te crezca fuerte y brillante para así tener más material con el que hacerte sus cortes del Averno. Creo que igual que a mí me puede torturar que un paciente sufra o no saber cómo ayudarle, las peluqueras dan vueltas por las noches en su cama pensando que le han cortado a alguien demasiado poco y que su pelo no está saneado.

Total, que vivo sin vivir en mí, lectores. ¿Aguantar con esta sensación de continuo cardado hasta que mi melena crezca lo bastante? ¿Ir a la peluquería y que me dejen estupenda de mona pero en el mismo punto de longitud que hace seis meses? Esto no sería tan grave si mi pelo creciera más rápido, pero por la velocidad a la que me crece, debo de estar casi muerta.

Menos mal que el flequillo venganza creció y fue recortado por mis tijeras de manera mucho más aceptable para la sociedad, y menos mal que es verano y todas las mujeres gaditanas andamos con una variante de fregona desteñida por melena. En realidad, no creo que aguante mucho más sin ir a la peluquería, por mucho que me aberren las limitaciones cognitivas de las peluqueras. Acabaré cayendo, sentándome en ese sillón de Satán, acumulando adrenalina mientras finjo leer la Cuore y yéndome con el cuero cabelludo dolorido y sensación de incomprensión.

Supongo que para presumir, hay que sufrir.


Nota: Este post se lo dedico a IA. Porque si no fuera gracias a las peluqueras del Averno, quizá yo no estaría gastando los minutos de mi tarifa plana a esta velocidad. Les voy a tener que estar hasta agradecida.

5 comentarios:

  1. No creo que sea gracias a las peluqueras del averno, mas bien se debe a que tienes muchisimo arte¡¡¡¡¡ ;)

    ResponderEliminar
  2. Sigue probando. Yo he encontrado un lugar donde me hacen lo que pido: osea, casi nada. Ahora tengo que encontrar otro en que, además de esa característica, no intenten venderme todos los productos que tienen mientras me sacan defectos capilares :'(.

    Zuerte.

    ResponderEliminar
  3. Avernícola mode corrector28 de julio de 2011, 14:26

    ¡Dioooos!

    O sea va separado. En fin.

    ResponderEliminar
  4. Mopi!

    ¡Has escrito dos posts 14!Te estás retando demasiado.

    Dicen que si te cortas el pelo cuando hay luna llena te crece más rápido. Dicen.

    ResponderEliminar
  5. Y a mí que me pasa todo lo contrario! Tengo el pelo corto y nunca pero nunca nunca jamás consienten en dejármelo tan corto como yo lo creo. No creo que su objetivo vital sea SANEAR PUNTAS, sino APODERARSE DEL PODER ESTÉTICO ABSOLUTO. Ná más que para hablar de mis experiencias peluqueriles sería capaz de montar un blog

    ResponderEliminar