massobreloslunes: Café

viernes, 28 de diciembre de 2012

Café


- No quiero que me dé el sol - te explico, cambiándome de silla, mientras me miras guiñando los ojos por la luz -. Estoy tomándome otra vez el Roacután.
- Pero ¿por qué? Si tienes la carita muy bien.
- La cara no está mal, pero mira el cuello - y levanto la barbilla con cara de resignación.
- Ya... me he dado cuenta de que esa zona la tienes regular - extiendes la mano y me pasas los dedos por la piel hinchada.  Después me rodeas la cara con las palmas y sonríes -. A veces me acuerdo de cuando te ponías la mascarilla aquella para el acné y sólo se te veían los ojitos. Parecías un mapache. Estabas preciosa.
- Estaba preciosa precisamente porque sólo se me veían los ojitos.
- Da igual. Era un momento bonito, era nuestro momento de irnos a dormir, y a mí me gustaba.

 Te miro, sonrío y te doy un abrazo.
- ¿Sabes? - me dices, con la voz medio enterrada en mi abrigo -. Echo de menos querer a alguien como te quise a ti.

No importa en absoluto que me digas esto, ni tampoco que yo te conteste que a mí también me pasa. Da igual, no duele y no cambia nada. Hace sol, es un día precioso y a mí me hace bien verte; me hace bien que te saltes las partes dolidas y feas de mí y llegues directamente a lo bonito.

Echarte de menos es uno de mis mejores defectos.

13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Mejor entrañable que extrañable. Supongo. Besitos, majo.

      Eliminar
  2. Me encanta tu mejor defecto, dice mucho de ti.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero luego están mis peores defectos, y esos me dejan fatal ;) Gracias y un besote.

      Eliminar
  3. ¿Tu mejor defecto, eh? Las historias que al cabo de años te hacen sentir así son las que merecen la pena, pienso.

    :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digo yo que si. Hace poco leí que no podemos elegir que no nos hagan daño, pero sí quié´n nos lo hace. A mí, como al protagonista del libro, me gustan mis elecciones.

      Un besote.

      Eliminar
  4. Ya sé por qué no puedo dejar de leerte: porque me emocionas y me haces reír en un mismo párrafo, porque me gustaría darte un abrazo y empujarte a los brazos de otro en la misma frase.

    Y porque me gustaría encontrar un remedio para tus disfraces de mapache...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito. Muchísimas gracias. Y casi prefiero los abrazos a los remedios mapachiles; al final, son mucho más importantes.

      Besos.

      Eliminar
  5. Lloro! q bonito marina...se trata de j?...jo, y no duele? eres fuerte :) muy. beso.

    ResponderEliminar
  6. ¿cómo puede ser que no duela? A mi se me coge un pellizco sólo de pensar que mi relación con mi ex fuese asi....
    un besillo

    ResponderEliminar
  7. Pues bueno tiene que ser, porque los tienes maravillosos.

    Me estoy levantando prontísimo.

    ResponderEliminar