massobreloslunes: El anti-Almendro

lunes, 17 de diciembre de 2012

El anti-Almendro

Estoy triste. Resulta que me han dejado sin vacaciones de navidad. Como la huelga sigue convocada, la gerencia ha suspendido los permisos de los residentes y nos tenemos que quedar todos aquí, a no ser que decidamos no cobrar esos días. El resultado será como el anuncio del Almendro, pero al revés (se queedaaaa... en Cádiz se queeeeda.... por Navidad).

Hoy me siento pobre. Siento que no tengo suficiente dinero ni suficiente tiempo. Se me pasan los días y no doy abasto para hacer todo lo que quiero. Se me mezclan las tareas en la cabeza y me siento perdida. Lo peor del asunto es que no sé si me van a atrasar la rotación de Madrid por estar en huelga, es decir: que a lo mejor no puedo irme en enero, como tenía planeado. Eso me perturba. No puedo hacer planes y no quiero perder tiempo de mi rotación. Esto me parece una coacción miserable y me da mucha rabia.

Mi trabajo me encanta, pero desde que empecé la huelga me estoy sintiendo institucionalmente mal. No sé si me explico. El ambiente laboral no es bueno. Todo el mundo está quemado y acaban tirando la toalla antes de empezar, y quienes más lo sufren los pacientes. Los residentes somos el último mono. Me siento ignorada en los diferentes dispositivos, y es raro: tengo libertad para hacer lo que quiera, pero no deja de ser una libertad parcial. Sigo estando obligada a cumplir con horarios, reuniones y formalismos. Sigo construyendo a medias proyectos que se van a quedar en nada cuando me vaya.

En fin. Hoy estoy un poco así. Es lo que toca. Mezclar la Navidad del Mal con la penuria económica y el esclavismo laboral no es nada bueno. Espero que se me pase en unos días y pueda volver a llenar este blog con mi optimismo proverbial.


Os quiero y os mando besitos.

18 comentarios:

  1. En la enseñanza estamos algo parecido. Desde que nos aumentaron las horas y han ido anunciando que nos quitaban la extra de Navidad, también un buen pellizco del sueldo y que no nos pagaban si faltábamos por estar enfermos (aunque vayas al médico y te lo justifiquen, oiga) la cosa va chunga. Se respira efectivamente un ambiente de estrés, incertidumbre... y encima las malditas medias y altas esferas no hacen más que mandarnos papeleos adicionales estúpidos y demás gilipolleces que no sirven para más que para hacernos perder el tiempo.
    En fin, que sepas que al menos yo te entiendo. Habrá que seguir adelante como podamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comprensión. Efectivamente, no nos queda otro remedio que seguir adelante sin perder de vista que estamos aquí para servir y que los perjudicados no deben ser nunca nuestros clientes: alumnos, pacientes o los que nos toquen.

      Un beso grande y ánimo :)

      Eliminar
  2. Paradójicamente, el problema no es la falta de dinero, sino el exceso de dinero (en manos de unos pocos). El dinero se ha convertido en un tusnami y a los que lo tienen sólo les sirve para ganar más dinero. Y no estoy hablando de las grandes corporaciones.

    En las empresas con cierto volumen de empleados existe la figura del controller, que es quien controla los gastos en tiempo real y dice en qué y en qué no deja gastar. Privatizar la sanidad significa introducir la figura del controller para beneficio de quien le paga. El hecho es tan sencillo, tan evidente y tan estúpido que tira para atrás.

    Pero claro, tenemos unos gestores políticos del país que no han trabajado nunca gestionando una empresa y diría que desconocen prácticas de control de gasto. ¿Y qué hacen?"Como yo no sé ni tengo tiempo porque estoy haciendo política (sea lo que sea eso) le voy a decir a mi amigo fulano, que tiene una empresa, que lo haga". Y fulano, que quiere ganar dinero, dice que vale.

    Entramos en otra paradoja: Le pagas a alguien para que disminuya el gasto. ¿Alguien cree que ese personaje dirá que el que sobra es, precisamente él?

    Yo opino que el estado debe llenarse de controllers funcionairos. Es decir, que auditen. Un cuerpo de auditores que, internamente, y en todas las administraciones y en todos los centros de enseñanza, salud, etc. sean los que controlen los gastos. Pero que no sean cargos políticos como hasta ahora, sino funcionarios de carrera. Y que, preferiblemente, hayan estado en el paro por mucho tiempo, para que no recorten en las partidas más sensibles.

    Y propongo algo: Todos los políticos, para ejercer, deberían acreditar un tiempo (mínimo un años) de voluntariado social real, a pie de calle, sin el cual no podrían entrar en las listas.

    Bueno, lo dejo porque me estoy alargando mucho.

    Pero quería decirte que ánimo, que aunque parezca que esto va a peor, y que estás empezando de residente y te queda mucho para alcanzar aquello a lo que quieras llegar, aunque los proyectos que emprendas se queden colgados, nunca debes darte por vencida, porque para cambiar algo, lo principal es no salir de casa con la idea de que no se puede.

    Sí se puede.

    Besos

    Toni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy interesante lo que comentas. El problema de los funcionarios auditando otros auditores es: ¿quién audita a los auditores? Podríamos considerar auditores a los inspectores de educación. Si hicieran bien su labor, los jetas que dan mala fama a los profesores en general habrían sido expulsados del cuerpo; los alumnos que sabotean el sistema habrían sido reconducidos; las familias irresponsables también tendrían su respuesta. Pero no, lo que hacen es marear con papeles absurdos, no coordinarse entre sí y no intentar dar soluciones a los problemas, que los hay, y algunos claman al cielo.
      Desde luego, si además de un buen sistema no tenemos gente con principios llevándolo a cabo, no ganamos nada :(

      Eliminar
    2. ¿Quién audita a los auditores? Buena pregunta. Quizá deberíamos pensar en algo así como unas normas ISO para las administraciones públicas, donde se puede interpretar la norma, pero difícilmente saltársela. Suena a utopía, pero yo diría que el libre albedrío en la gestión es un gran problema, puesto que existen muchos profesionales que van a cubrir expediente. Y eso pasa en la pública como en la privada.

      Quizá el término "principios" ya nos da una pista. Debería haber, al menos en la gestión, unas normas escritas y revisables, en lugar de unas prácticas medidas bajo eso tan denostado últimamente como es la moral. Porque no nos engañemos, KHaL, lo que tiene buena fama es el individualismo y por tanto todo aquello que (le) sale del individuo.

      Que yo no digo que debamos, en aras de la convivencia,aceptar cierta dosis de papeleo, si éste da soluciones. Porque las debe dar.

      Lo que se debería evitar es crear una casta de auditores por encima del bien y del mal, como ocurre con la casta política, y en algunos casos otros grupos profesionales bien considerados y con derechos adquiridos que les hace creerse inmunes (y no me refiero sólo a los inspectores de Hacienda).

      En cualquier caso, el problema es complejo y difícil de solucionar.

      Saludos

      Eliminar
    3. Sin duda un tema que requiere mucha reflexión. ¿Es posible crear un sistema que no dependa de la buena voluntad de sus usuarios o que, cuando menos, sea inmune a la malas prácticas? Difícil, difícil.

      Eliminar
    4. Qué dos grandes mentes construyendo conocimiento :) Me gusta.

      Hago mía la frase de Toni: "Voy a hacer lo que me salga del individuo".

      Besitos y gracias por participar.

      Eliminar
  3. Besos recibidos y retornados con excedentes.

    Txabi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yupi, emito besos de alta rentabilidad!

      Muakis.

      Eliminar
  4. ánimo marinaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!! verás q todo vuelve a su lugar, te puedes ir a madrid según lo planeado y mañana otro brillará el sol ;) pero tb tenemos derecho al pataleo y gracias a dios q no somos máquinas y tenemos sentimientos distintos según los días...;)
    un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, primor! Al final todo se ha solucionado y sí que me voy. Y desde luego mis sentimientos cambian que es un placer ;)

      Un besote!!

      Eliminar
  5. Muchos ánimos!!! Verás como al final poco a poco el río vuelve a su cauce.
    Un besillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, bonita, ¡a ver si es verdad! Otro beso.

      Eliminar
  6. Tranquila Marina, si te consuela yo tampoco vuelvo a casa por navidad, mis padres no podrán estar con su único nieto de 4 añitoa, llevo un año en paro, no tengo subsidio y el sector de las entidades sociales está a cero. Tengo 41 años y muchos sueños rotos por el camino.
    Pero estoy aquí y tengo la obligación de ser feliz o, al menos, de seguir hacia adelante con entusiasmo.

    Nada es para siempre.

    Muchos besos guapa y ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Alejandra. Me ayuda a mantener los pies en la tierra y a recordar que, afortunadamente, mi situación no es tan grave, y que hay gente que tiene que tirar para adelante en condiciones mucho peores. Ánimo, valiente, y feliz Nochebuena, dentro de lo que cabe. Muchos besitos.

      Eliminar
  7. Mi amigo Chusico y familia te desean ... ¡Feliz Navidad!:

    https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=LlrCSoIv6BM

    Txabi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejej gracias!! Y yo también a todos vosotros ;)

      Eliminar
  8. Lo único bueno de llevar retraso leyendo posts es que sé que se ha solucionado :)

    ResponderEliminar