massobreloslunes: Mi última estupidez

lunes, 4 de febrero de 2013

Mi última estupidez

Mi última estupidez no es haber perdido mi cámara réflex, aunque eso es algo que ha sucedido hoy. Lo de la cámara se lo he contado a los jipis de la lista de correo de psicosupervivencia, que son amor, y ya está aceptado y superado. Mi última estupidez es que hoy he ido a la Fnac y no se me ha ocurrido otra cosa que comprarme "1001 discos que hay que escuchar antes de morir". Que yo sé que estoy muy pesada con la muerte y tal, pero esta vez la cosa iba más de música que de muerte.

Mi absoluta carencia de gusto musical es de mis mayores vergüenzas. Soy una persona que por las mañanas se sube al metro y se pone Gangnam Style sólo para mirar a la gente, imaginarles bailando en plan flashmob y reírse sola. Acto seguido, continúo mi programación matutina con "La raja de tu falda", "Hips don't lie" y perlas así. Lo único que me salva de la vergüenza musical es pensarme como una persona a la que al menos le gustan Sabina y Extremoduro, que son como medio dignos, y que le da mucha importancia a las letras bonitas.

Cuando empecé con MQEN no sabía nada de la vida, así que cometí el error de decirle que me recomendara música. MQEN es amor y es musicólogo, pero de recomendar(me) música no tiene ni idea. Creo que en algún lugar de su mente esperaba que yo mutara y me transformara en el tipo de persona que valora las suites de rock sinfónico de veinte minutos de duración, pero eso no iba a suceder. Yo hacía esfuerzos descomunales por comprender y apreciar su música, pero terminaba quedándome con las baladas sencillitas de cada álbum.

Terminé con MQEN y decidí escuchar lo que me saliera del potorro el resto de mi vida, y aquí me veo. Veintisiete años, un halo de culturilla polivalente y los gustos musicales de una espectadora de Físcia o Química (porque yo NUNCA he visto Física o Química, qué va, y además Cabano no me ponía nada, nonono). Y bueno, a estas alturas no es que me importe lo que nadie piense de mí, pero opino que quizá me esté perdiendo algo. La oportunidad de apreciar otros niveles de belleza. En realidad me gusta la música, y cuando encuentro algo que me conmueve soy muy feliz. El problema es que estoy un poco perdida. Mis padres nunca le han dado mucha importancia a la música; son de gustos más bien sencillotes. Mi hermano tuvo su época reggaetón y su época rap, y no sé bien por dónde anda ahora, así que tampoco es útil. J. era igual de terrible que MQEN para encontrar convergencias musicales conmigo, y mis amigas hacen cosas como confesar en momentos insospechados que se escapaban en feria para ir a los conciertos de Andy y Lucas. Verídico.

Así que bueno, sé que es como muy cutre comprarse un libro que se llame "1001 discos que hay que escuchar antes de morir" y pretender escucharlos en el Spotify. La cultura musical, en teoría, no se adquiere así. Mola más el rollo "yo tenía doce años y con mi paga semanal me compraba cintas para que me las grabara el vecino" Pero qué queréis que os diga. Me gusta organizarme. Me gusta que las cosas tengan un método y orientarme en el espacio tiempo. Me mola que alguien seleccione artistas, discos y canciones, y que encima me explique cosas de unos y otros. Me da sensación de seguridad.

Así que aquí estoy, con mi libro y mi suscripción premium (que ya la tenía de antes, por cierto, para escuchar a Shakira sin interrupciones publicitarias). No tengo claro por dónde empezar. Por orden cronológico me aberra un poco; si tengo que estar meses escuchando música de los 50, quizá pierda el interés por este proyecto. Así que creo que voy a ir saltando un poco entre épocas, según me vaya fluyendo la movida. Me gustaría escribir sobre los discos que voy escuchando, pero tengo un problema serio con la escritura, a saber: me paso. Escribo DEMASIADO para tener además un trabajo a jornada completa. Aun así, como no tengo remedio, he abierto un tumblr para la ocasión, porque además creo que es la única red social que me falta por explorar (junto con Pinterest, que no lo pillo guay, pero bueno; dadme tiempo. Las redes sociales son como los pantalones de pitillo: al principio te horripilan y luego no podrías vivir sin ellos).

Resumiendo el percal: voy a escuchar música y quizá escriba algo sobre ello. Quizá no. Tampoco os matéis mirando el tumblr porque igual duro dos días. Si duro más de dos días, os lo haré saber para que volváis por allí. Si voy a buen ritmo, quizá llegue a los treinta años con... bueno, no con un culturón musical de la ostia, pero al menos con respuestas menos vergonzosas para la pregunta "y a ti qué música te gusta".

Y digo que es una estupidez porque mi vida es un macroproyecto constante y todo, en realidad, ¿para qué? Cualquier día me dejo de metas e historias y me tumbo delante de la tele a ver Sálvame mientras me alimento de tuppers del chino. Cualquier día, como diría Miguelito el de Mafalda, doy el marinazo.

Tened una muy feliz semana, lectores queridos. Moláis.


7 comentarios:

  1. Ajá! A mi me regalaron hace unos años el "1001 lugares para visitar en el mundo antes de morirse". Al principio me puse con interés, luego lo tenía en el baño, y terminó... pues ni idea. Menudo truño de libro! Creo que al menos el de cine estaba bien, ya nos dirás el de música.

    ResponderEliminar
  2. ¡Jajaja! A mí la única música actual que me conmueve suficiente para ir a un concierto es la de Bruce Springsteen (ámolo). Del resto, me quedé en los ochenta y/o sólo esucho a cantantes muertos :p

    Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  3. ¿Y quién decide lo que hay o no que escuchar?. A mí me gusta ese buscar... Además, cada momento, cada etapa, cada estado de ánimo tiene su música...

    Lo que sí que es la muerte bien negra es lo de la cámara. ¡Snif!. No quiero ni pensar. Ya me agobié una vez que soñé que se me llenaba de barro.

    ;-)

    Oye, tú que eres psicóloga: ¿Soñar con familiares muertos...?. Venga, odiame un poquitín.

    Besos

    Txabi

    ResponderEliminar
  4. Pregúntale a los amigotes, mujer.

    A ver, probemos con esta canción:
    http://open.spotify.com/track/2i4pby74ehPb9ClNd61ki4

    ResponderEliminar
  5. En cuanto a macroprotecto constante, tranquila, no estás sola ;)

    Ya me gustaría que fueses comentando cosillas, sí :)

    Gina W.

    ResponderEliminar
  6. Yo hace poco me leí "201 discos para engancharse al pop/rock español", y la verdad es que te entiendo perfectamente cuando dices que "Me gusta organizarme. Me gusta que las cosas tengan un método y orientarme en el espacio tiempo. Me mola que alguien seleccione artistas, discos y canciones, y que encima me explique cosas de unos y otros".
    Además, me gustó mucho cómo sintetizaba el libro. En 4 pinceladas te daban una explicación apañada a nivel musical y letrístico.

    ResponderEliminar
  7. Qué entrada tan divertida!!! Me quedo con lo de los pantalones pitillo y el marinazo,jaja, si es q felipito era un crack!!
    A veces la miro y lloro y lloro ;) es que a veces yo también soy un poco como tus amigaS
    Un besote
    María extremeña

    ResponderEliminar