massobreloslunes: To nanowrite or not to nanowrite: that is the question

miércoles, 26 de octubre de 2011

To nanowrite or not to nanowrite: that is the question

A ver, peña.

Hoy tenía un día de mierda, pero de mierda absoluto y sin razón aparente. O quizá la razón era que me iba a entrevistar con mi tutora, que me estresa, y no me apetecía nada. El cambio de tiempo me sienta fatal, y lo peor es que nunca me acuerdo de un año para otro. Estoy ahí pasando calor y pienso "ay, qué ganas de fresquito, me apetece ponerme las botas altas y taparme con el edredón por la noche". Y luego llega el viento húmedo y me pone melancólica.

Para colmo, va y me dice una psicóloga del CTA que quizá mi interés aparente por todo se puede interpretar como que en el fondo todo me la chufla. Que me deje sentir más. ¿Que me deje sentir, psicóloga? Por el amor de Dios, si soy supersensible: ¡tengo un blog! Quizá deba darle la dirección y que llore con mis post de "la vida me supera". Además, ¿desde cuándo es un problema que todo te guste y te interese? Lo que ella no sabe es que dado que mi rotación por el Equipo terminó siendo el infierno en la tierra, todo lo que ha venido detrás me ha parecido estupendo. ¿Que tengo que ver citologías en Atención Primaria? Estupendo, interesantísimo, maravilloso. ¿Que tengo que vigilar controles de orina en Adicciones? Pues para adelante, genial, experiencia humana inigualable.

Después iba andando por la calle y pensaba en el Nanowrimo. Que empieza en cuatro días y todavía no tengo claro que vaya a participar. No he pensado absolutamente nada en el tema y no tengo más que cuatro ideas sobre mi proyecto de novela. No se me dan bien los esquemas previos ni las planificaciones. El asunto es que en este momento de mi vida me da mucha pereza ponerme con eso. Tengo muchas otras cosas que hacer. Me vería obligada a renunciar a algunas: entre otras, a escribir aquí, al menos durante ese mes. Y me gusta escribir aquí. Me gusta la animación que hay últimamente. No quiero dejar esto tirado un mes entero.

Pero estaba tan triste que pensaba: es un buen momento para escribir una novela. Me salvará de la ola de pena del otoño. Total: escribo post de mil palabras con relativa facilidad. Con escribir el doble al día podría completar las cincuenta mil. Dejo de nadar, dejo de publicar aquí a diario y ya sacaría el tiempo suficiente. No voy a dejar de escalar, que quede claro: antes no duermo.

El tema es que después me he ido precisamente a escalar. A Bolonia. Al Mosaico, que es una pared de arenisca alucinante atravesada por un recuadro de grietas. Llevaba (los he contado) trece días sin escalar y empezaba a tener un problema. Ha sido estar ahí, tocar las rocas con las manos y pasar otra vez todo el miedo y la alegría y la duda y la decisión y se me han quitado todas las penas. Así que ahora no quiero participar en el nanowrimo.

En serio, la escalada va a terminar por ser un problema en mi vida. Me sienta demasiado bien y paso de todo lo demás. Tengo cuatro días para decidir lo del nano y caen en un puente que adivinad cómo voy a pasar.

Nah, ya en serio, no es sólo la escalada. He pasado un montón de noviembres aburridos como el infierno, cantando "November Rain" en mi cabeza y viviendo en la melancolía. Ahora me lo estoy pasando bien, tengo un blog y quiero empezar otro (voy a hacerlo pronto; sólo necesito un nombre con gancho).

¿Qué opináis? ¿Estoy buscando excusas o simplemente no es mi momento? Yo sé que me vais a decir "es una decisión tuya, Marina, blablablá". Decidme simplemente si me vais a echar mucho de menos si dejo de escribir aquí un mes. Decidme que me queréis. Decidme que... bah, estoy demasiado cansada como para escribir con coherencia. Lo dejo aquí y os mando besitos.

16 comentarios:

  1. ¡¡¡Mueve esos dedos y dale a la tecla!!!

    ¡El Nanowrimo es sagrado! SA-GRA-DO.

    Con cariño,

    G.

    PD: siempre puedes plantearte otro nivel de productividad. 25.000 de nano y un post, en lugar de 50.000... no es Puro Nano pero se acerca ;)

    ResponderEliminar
  2. Sería estupendo encontrar un día de estos una novela tuya en un estante.

    Yo no soy de las que te comenta, pero te leo cada vez que visito la blogosfera y massobreloslunes es de los primeros en la lista. Así que es evidente que echaría de menos tus post, tanto como echo de menos leer cuentos como los que colgabas tiempo atrás (esto es una petición en toda regla, sin duda :P)

    Suenas con una fluidez tremenda, y muy fresca, Marina. Siempre. Y eso es tan escaso... que gusta. A mí me gusta!

    Decidas lo que decidas, te deshaces en letras. Así que ten la certeza dónde quieras que paren seguro que son bienvenidas.

    Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  3. vas a cabar con la cabeza hecha un lio con lo que aqui te comentemos...te aviso.
    suena egoista si alguien te dice que pases del nano-lo-que-sea...porque le enacnate leerte. A mi me encanta. Llega a ser parte de la rutina del dia, me acuesto y leo tu post...y por el mediodia me meto otra vez por si acaso has actualizado ese dia antes...y me rio de como buscas vestidos, o me siento reflejada en miles de ideas tuyas sobre el amor, y pienso, como alguien puede escribir tan bien cosas que tambien pienso yo.

    aun asi, soy de las que pienso que cuando algo te apatece de verdad lo sabes. sabes que te apetece escalar, sabes que te apatece tener el blog actualizado y leer nuestros comentarios diarios, asi que si sabes si quieres aprovechar la oportunidad y escribir el nano, adelante. terminaras por apañarte...

    y los demas aqui te esperaremos!

    M*

    ResponderEliminar
  4. ¡Claro que te echaríamos de menos! Incluso cuando comentamos de higos a brevas...


    Leti (Leti-Leti, Leti-cole ;-)

    ResponderEliminar
  5. Noooooo!!!!!! Un mes sin actualizar noooooooo!!!! que nanoleches ni ná, ¿pero eso te va a dar todas estas respuestas tan afectivamente reconfortantes? ¿eso va a hacer que revises diariamente tus neuras y las ahoges en humor????? que no, mujer.
    Otra opción es dejar de trabajar, entonces te da tiempo de todo, tu veras......

    ResponderEliminar
  6. decidas lo que decidas, no te vas a equivocar, simplemente vas a elegir...

    No somos l@s que entramos a diario en tu blog los que tenemos que decidir, la decisión sería egoísta, te queremos aquí, pero...también sabremos esperar, yo por lo menos si.

    Ánimo,

    y para cuando te decidas, que sea como escalar, por que lo quieres y te hace bien.

    ResponderEliminar
  7. G.: ¡Muy convincente! Y lo del otro nivel de productividad... nah, qué somos, ¿mujeres o gallinas? Si voy, voy a por todas.

    Salt: gracias por lo de la fluidez y la frescura. A mí también me encantaría ver una novela mía en un estante ;) He de volver a los relatos, pero creo que aún me estoy adaptando a esto de escribir todos los días y no me da el cerebro para más.

    M*: me resulta suuuuuuuper bonito cuando alguien me dice que he entrado a formar parte de su rutinilla diaria. Es una de las razones que me anima a escribir a diario: que me encantan las rutinas reconfortantes.

    Leti-Leti: muchas gracias. Yo sé que tú eres lectora silenciosa, pero que estás ahí. Además, te veo por el geolocalizador, jijijij.

    Primaveritis: jajaja, me meo con lo de las neuras y la afectividad reconfortante... Tienes toda la razón, intuyo que una novela va a ser mucho más dura y menos reforzante.

    AtaqueEscampe: la verdad es que cuando encuentras algo que te motiva de verdad, la fuerza de voluntad representa sólo un pequeño porcentaje de la motivación que tienes que invertir. Como me pasa con la escalada: que no me cuesta (casi).

    Muchísimas gracias a todos. Voy a editar la entrada y a colocarle la etiqueta de "mis lectores son amor".

    ResponderEliminar
  8. Yo he dejado de leerte desde que escribes todos los días. La vida no me da pa tanto blog. Hoy he visto que tenía 16 entradas pendientes tuyas y he estado a punto de borrarte de mi Google Reader (total, las entradas bonitas ya las comparten puntualmente mis amigas). Te has librado porque has escrito sobre el Nano. Resumiendo, que si dejas de escribir todos los días, yo tan feliz. Prefiero leerte destilada a ahogarme y no leerte.

    Yo solo hice el nano un año, y abrí un blog aparte, privado y por invitación, donde subía un capítulo cada día o dos para que los amigos leyeran y comentaran. Eso me animaba a escribir, porque no lo hacía solo para mí, tenía un público entusiasta que pedía más, que quería saber cómo seguía la historia. Aunque mi determinación flaqueara, no podía dejarles tirado. Ni que decir tiene que llegué puntualmente a las cincuenta mil palabras (concretamente, todavía lo recuerdo, acabé en 51.111).

    Los blogs pasan, las novelas quedan. Poco a poco he ido puliendo aquel nano y lo tengo presentado a un certamen. No creo que gane, porque por mucho que lo he pulido, la estructura sigue siendo un poco regulera. Pero lo que yo he aprendido, eso no me lo quita nadie. Y la novela terminada, tampoco.

    Pero ante todo: escribe lo que te apetezca.

    ResponderEliminar
  9. Marina:
    Es claro que te vamos a echar muchísimo de menos. Yo también me asomo a diario a tu blog para leer como te va con ese optimismo que desprendes aunque te quejes, la frescura y espontaneidad de tus palabras,..
    Pero pienso, muy seriamente, que tienes madera de escritora y un don innato para comunicar.
    Hagas lo que hagas, tendrás que regresar a hacernos un guiño y a seguir por aquí...:)

    Un abrazo

    * Me gusta mucho tu perfil, es tal y como te imagino.

    ResponderEliminar
  10. Hombre, pues yo te veo perfectamente capaz de nadar, escalar, actualizar esto y escribirte otras 2000 palabras al día.. Y si 2.000 son muchas y no pasas por aqui en un mes, pues tampoco te preocupes demasiado. Sé de muchos que estaremos por aquí cuando vuelvas al mes que viene.;P

    Speedy

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que no hay nada sagrado, Marina.
    Que no eres menos escritora porque no escribas una novela.
    Que quizás las clasificaciones ficción-no ficción estén ya un poco superadas como para que pienses que si no escribes un tocho con unos personajes y un argumento, no vales para esto
    Que todos tus post, sumados uno tras otro, divierten tanto, enseñan tanto, abren tanto la mente y el corazón como la mejor de las novelas.
    Que me dispongo a leer cada uno de ellos con la misma excitación con la que empiezas otro capítulo de un libro que te está encantando, y que es tan gordo, tan gordo, que piensas que la felicidad de leerlo no se va a acabar nunca.

    ¿Esto es egoísmo? Quizás. Pero a mí ya me has convencido con lo que haces

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que no hay nada sagrado, Marina.
    Que no eres menos escritora porque no escribas una novela.
    Que quizás las clasificaciones ficción-no ficción estén ya un poco superadas como para que pienses que si no escribes un tocho con unos personajes y un argumento, no vales para esto
    Que todos tus post, sumados uno tras otro, divierten tanto, enseñan tanto, abren tanto la mente y el corazón como la mejor de las novelas.
    Que me dispongo a leer cada uno de ellos con la misma excitación con la que empiezas otro capítulo de un libro que te está encantando, y que es tan gordo, tan gordo, que piensas que la felicidad de leerlo no se va a acabar nunca.

    ¿Esto es egoísmo? Quizás. Pero a mí ya me has convencido con lo que haces

    ResponderEliminar
  13. Espero no añadir más confusión, pero yo te aconsejaría que hicieras exactamente lo que te pide el cuerpo, lo que realmente tengas ganas, y que no te auto obligues a nada. Renunciar a algo ahora porque no te apetece no significa que vayas a renunciar siempre a ello.
    Y conste que pienso que es positivo obligarse a uno mismo hacer cosas, pero sólo a veces y en momentos puntuales. No siempre. Otras veces, simplemente hay que abarcar menos para sentirse mejor.
    Pero esto que te digo es tan sólo un consejo, y espero no sonar muy tópico pero creo que hagas lo que hagas será la decisión correcta.
    Un saludo :) Y ánimo con todo.

    ResponderEliminar
  14. Nanowrite nanowrite si!! Me acabo de enterar de lo que es, pero yo voto si!!
    Y cuando acabes, cuando puedas, aqui estaremos esperando los de la rutina diaria...Un beso,
    Mireia

    ResponderEliminar
  15. Mopi!
    Haz el nano. 1/13 de tu vida escalando ayuda, pero no aniquila el mal de otoño(título tuyo de un post, si no recuerdo mal).

    Cuelga por aquí lo que escribes y te vamos comentando, y si alguien intenta plagiarte le rompemos las piernas y fin del problema.

    ResponderEliminar
  16. Marina te vamos a extrañar mucho si dejas tanto tiempo el blog, claro que no está bien pedirte no nos dejeees!!! tu tienes que hacer lo que quieras y solo eso, asi que si decides hacer algo más, podría haber forma de que escribas no tan seguido pero que no pase más de una semana sin leerte en el blog?
    Claro que te queremos angelito, no se nota?
    Tatiana

    ResponderEliminar